Cinque Terre

Leo García

[email protected]

Diseño y coaching de estrategias para manejo de redes sociales. Experiencia en análisis de tendencias en línea.

El Trol Sádico. Por diversión

Un apunte final acerca de los troles, por ahora. En este espacio se ha comentado cuál es la implicación de los troles como agentes de influencia adversa dentro del ecosistema digital, es decir, la capacidad que tienen de instigar pleitos, intimidar y romper el ciclo informativo; como se aprovecha su potencial para influir la percepción y estado de ánimo de los usuarios concurrentes en redes sociales, y sobre todo el tipo de perfil que los hace tan efectivos por tóxicos.

Vale mucho tener presente que los troles son usuarios que pueden presentar rasgos de personalidad de los perfiles psicológicos conocidos como la Triada Oscura, narcisismo, psicopatía y maquiavelismo; pero hay un rasgo adicional que merece una mención aparte, de hecho por eso algunos autores le llaman “Tétrada Oscura”, el sadismo.

Ya desde 2014 los psicólogos Erin Buckels, Paul Trapnell y Delroy Paulhus, de la Universidad de Manitoba, Canadá, presentaron una serie de reportes de su investigación donde han estudiado la personalidad de usuarios que muestran comportamiento antisocial, transgresor y abiertamente violento, pero en línea.

Photo: Gary Waters/Fanatic Studio/Getty Images

La definición más puntual que ofrece la investigación describe a los troles como usuarios que interactúan en Internet generando malestar en otros, de una forma engañosa, destructiva y transgresora, sin ninguna motivación aparente o algún propósito especifico. Simplemente parecen querer causar problemas, insultar a todo y a todos, incitar al desorden, pero con el fin último de disfrutar las consecuencias de ese comportamiento.

En el estudio se aplicó una encuesta normalizada para establecer el grado de sadismo de los participantes, pero además para detectar otros comportamientos asociados.

Así, se encontró que con frecuencia este tipo de usuarios disfrutan de todas las formas de tecnología, pero especialmente de las redes sociales, los videojuegos y las películas con escenas violentas, destrucción y crueldad. Son usuarios que no tienen reparo en admitir que disfrutan de imágenes explícitas con gran carga de sangre, desmembramientos y evisceraciones.

En línea, pero solitarios

La investigación encontró una característica consistente con otros comportamientos conflictivos en línea. Los usuarios que muestran rasgos de personalidad sádica suelen ser personas que utilizan tecnología de manera muy intensiva por lo que pueden pasar buena parte de su tiempo interactuando en línea. Fuera de línea tienen problemas para convivir, son personas solitarias, reservadas, con dificultades de socialización, pero en el entorno digital es diferente.

Las redes sociales ofrecen una sensación de protección y distancia que les permite desinhibirse y fácilmente romper los límites que sustentan la sana convivencia. Aunque, el perfil del trol sádico suele ser tribal encontrando refuerzo y validación en otros sádicos con quienes coordinan objetivos y métodos de troleo, y a eso le llaman “hacer amigos”.

Los usuarios que muestran comportamiento sádico en Internet pueden tener tal grado de aislamiento y desconexión emocional en el mundo real que solo el desahogo que encuentran en línea les resulta satisfactorio y lo compensan con su comportamiento violento. Y sí, les resulta muy placentero saber que hacen sufrir a otros usuarios. Es muy posible que casi ningún trol en línea represente un riesgo en la vida real, pero igual fuera de línea pueden disfrutar el sufrimiento de otros.

Socialmente hablando la distancia que padecen les genera una gran necesidad de reconocimiento que se complementa con su tendencia a ser competitivos en aquello en lo que se creen aptos. Así, para un trol con tendencia sádica hacer sufrir a otros es un tema de competencia en busca de validación, confirmación y recompensa.

Justamente en este punto es por lo que suelen buscar objetivos socialmente muy relevantes como víctimas de su troleo: otros usuarios con alto perfil en redes sociales, periodistas de medios masivos, activistas sociales, celebridades, deportistas y políticos.

Para los troles sádicos es un gran logro dañar y causar sufrimiento a víctimas de alto perfil que den la mayor exposición y visibilidad posible al ataque recibido, lo que les trae el reconocimiento de sus similares como recompensa.

O en su defecto, engañar a medios y periodistas rompiendo el ciclo informativo al ofrecer bulos que lleguen a ser tomados como noticia real, con la correspondiente difusión, para su gozo y satisfacción.

Por diversión y sin culpa

Los troles sádicos todo cuanto hacen es porque pueden, porque quieren, porque se divierten y lo disfrutan.

Lo hacen porque es la torcida forma que tienen de llamar la atención desquitando su frustración social, debido a su incapacidad de convivir, con lo que compensan su carencia de contacto humano, disfrutando al causar sufrimiento, o al menos en su defecto disfrutando el sufrimiento que alguien más causa.

Lo hacen porque en su forma de juzgar y asignar responsabilidad evaden las consecuencias de sus acciones viéndolas exclusivamente desde el placer que les provocan.

Y es la diversión, o lo que entienden por diversión, lo que reconocen como su principal motivación.

Para un usuario con comportamiento de trol con rasgos de personalidad sádica, todo lo anterior es divertido y no le produce ninguna forma de remordimiento.

Para los troles sádicos la interacción en línea les permite integrarse entre similares, lo que dispara los mecanismos de desindividuación con lo que pueden racionalizar todas sus acciones sin el menor asomo de culpa. Cada integrante deja de ser “yo”, individual, para convertirse en “nosotros”, el grupo, sin la menor percepción de responsabilidad y aceptando como únicas consecuencias el placer y la diversión que les causa. Dicen, todo lo que hacen es nada más que un juego o una broma.

No por nada, muy acertadamente, el estudio inicial se llama “Los troles solo quieren divertirse. E internet es su patio de juego”.

Hagamos red, sigamos conectados.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password