Cinque Terre

Victor Virueña

[email protected]

Migrante, Abogado por la UNAM, Maestro en Leyes, Washington University.

Theranos, la mayor estafa en Silicon Valley

Una joven rubia, con voz extrañamente impostada, vestida siempre con un suéter negro de cuello de tortuga, fue la sensación en la tecnología médica mundial por más de una década; Elizabeth Holmes proclamaba la invención de un aparato que con una sola gota de sangre podía realizar decenas de exámenes con precisión, rapidez y a bajo costo.

Un invento que revolucionó la industria médica, le atrajo miles de millones de dólares de inversionistas y fama mundial, hasta que se descubrió que todo fue un engaño y que el aparato nunca funcionó.

La historia comenzó cuando Holmes de solo 19 años decidió dejar la universidad y crear una compañía que diera vida a su invento, así nació Theranos, y usando su imagen y con un muy estudiado discurso, logro convencer a algunos inversionistas para reunir los primeros 6 millones de dólares y comenzar la fabricación de un aparato al que Holmes llamó Edison en obvio homenaje al inventor norteamericano.

Elizabeth puso en marcha un extraordinario plan de relaciones públicas, cambió su aspecto físico y su ropa para parecerse a su ídolo Steve Jobs y contrató cientos de empleados de otras compañías de Silicon Valley con la promesa de altos sueldos y de que Theranos era una compañía que revolucionaría la medicina.

Uno de estos empleados, Ian Gibbons fue el científico encargado de desarrollar el proyecto, pero muy pronto se dio cuenta que no existía la tecnología para llevarlo a cabo y en el mejor de los casos llevaría décadas para alcanzar la meta. Aunque se lo dijo a Holmes y a varios colegas, nunca lo compartió públicamente ya que temía que si destapaba la olla, sería despedido y que jamás volvería a encontrar trabajo.

Elizabeth Holmes

Cuando Theranos firmó un contrato millonario con la cadena de farmacias Walgreens, Gibbons le dijo a su esposa que la tecnología no funcionaba y que el contrato no podría cumplirse, en mayo del 2013 tras recibir una llamada de su jefa, tomó una sobredosis del popular analgésico Tylenol y murió unos días después, en lo que se presume fue un suicidio.

A pesar de la pérdida de su científico principal, Holmes se las arregló para traer a su Consejo de Administración al exsecretario de estado Henry Kissinger y en 2015 fue nombrada como una de las personas más influyentes del mundo por la revista Times.

Su cara aparecía en portadas de las revistas y daba conferencias por todo el mundo, proyectando una imagen de emprendedora y autentico genio de la medicina.

Fue un artículo del periódico Wall Street Journal, el que descubrió que Edison nunca funcionó y que los exámenes de sangre se hacían en aparatos de otras compañías, lo que trajo una investigación de la Comisión de Intercambio de Valores de los Estados Unidos, que en marzo del 2018 terminó con una multa de solo 500 mil dólares.

Pero esa investigación solo fue el principio de un alud de demandas de Walgreens y de inversores lo que llevó a la bancarrota a la compañía, que oficialmente cerró en septiembre de 2018.

La fiscalía acusa a Holmes de fraude contra sus inversionistas y contra el público, así como cargos por mentir a oficiales del gobierno. Si es hallada culpable podría pasar hasta 20 años en prisión, no obstante se prevé un juicio mediático donde ella tendrá los mejores abogados ya que conserva una enorme fortuna personal de miles de millones de dólares.

Ahora con cierto candor los inversionistas y las autoridades se preguntan ¿cómo pudo pasar algo así? que una jovencita “nerd” engañara a tanta gente por tanto tiempo ha puesto en alerta a Wall Street y a las autoridades, que ya están proponiendo leyes más estrictas de control de inversiones.

Lo más preocupante del caso es que los millones de exámenes llevados a cabo por Theranos pusieron en riesgo la salud y la vida de los pacientes y es hora de que ninguna autoridad toma responsabilidad por permitir que esto sucediera.

El caso de Theranos es tan interesante que Hollywood ya está planeando una película que por supuesto llevara unos milloncitos más al bolsillo de este genio del mal con cara de ángel.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password