Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Tercera ola tumba mercados ¿y aquí nada?; Walmart va en serio con telefónica Bait

La tercera ola de covid es tan fuerte que los analistas consideran afectada la recuperación del 6% esperada para este año en la economía mexicana.

La tercera ola de covid tumbó ayer los mercados. México no fue la excepción. La Bolsa Mexicana de Valores tuvo su peor sesión en seis meses, al caer 2.10 por ciento. El peso perdió 20 centavos para subirse a los 20.05 por dólar. Sin embargo, en México casi todos los semáforos epidemiológicos siguieron igual. La Ciudad de México sigue en un eterno amarillo mientras vemos los contagios crecer, a ritmos similares de enero pasado, por la variante Delta.

Nadie quisiera nuevas restricciones de horarios o cierres, pero se está privilegiando mucho la economía sobre la salud, y debe ser al contrario.

Primero la salud. Tampoco vemos campañas para el uso del cubrebocas y distanciamiento social. Y las vacunas van a su ritmo, pero apenas uno de cada cinco mexicanos tiene la dosis completa. Además, mantenemos la entrada a clases el 30 de agosto. Todo sigue como si nada estuviera sucediendo y no por quererlo negar, va a cambiar. Más nos vale tomar precauciones para evitar, otra vez, hospitales llenos y fallecimientos.

¿Qué se puede hacer? No se quiere (ni puede) volver a cerrar la economía, pero sí hablar con los sectores económicos. Enviar señales de alerta a través de campañas sanitarias. La tercera ola de covid es tan fuerte que los analistas consideran afectada la recuperación del 6% esperada para este año en la economía mexicana. El año pasado no hubo estímulos a pequeñas empresas ni a otros sectores. El resultado fue malo: un millón de pequeñas empresas quebraron y 12 millones de personas perdieron sus empleos. ¿De verdad vamos a hacer como que no pasa nada?

WALMART VA POR TELECOM CON BAIT

Walmart es la principal cadena de autoservicio de México y Centroamérica teniendo 2,610 puntos de venta. Ha explorado distintos negocios. Probó con el banco, pero mejor se lo vendió a Inbursa, quedándose únicamente con algunos servicios financieros, como el envío de dinero. Sus restaurantes los vendió: los Vips a Alsea. Tiendas de ropa, como Suburbia, las vendieron a Liverpool. Sin embargo, lo que desde hace un año han probado con aceptación fue la telefonía.

Walmart no invirtió en su propia red, como la de Telcel, AT&T o Telefónica. Se fue por la vía  rápida: rentar espectro. ¿A quién? A Altan Redes. Es de los llamados Operadores Virtuales Móviles. Y probó el mercado más popular, el de sus Bodegas Aurrera, con una compañía telefónica que fuera de prepago, con toda clase de recargas al momento y que, además, pudiera ofrecer internet. Su compañía telefónica es 4.5G. Se llama Bait (Bodega Aurrera, Internet y Telefonía).

Comenzó en las Bodegas Aurrera, pero, luego de llegar casi al millón de clientes, ahora va para todos sus formatos: Walmart Express (Superama), Walmart y Sam´s Club. Y, claro por cada compra en sus tiendas bonifican una pequeña parte al teléfono.

Sobre telecomunicaciones, Alberto Sepúlveda, vicepresidente ejecutivo de Walmart México y CA, nos dice: “Nos ha funcionado bien y va en expansión”. Desde luego.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 20 de julio de 2021. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password