Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Telefónica, en busca de la equidad

El amparo que ingresó Telefónica a tribunales, e hizo tanto ruido porque llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, no es más que un aviso de que los cobros por derechos o contraprestaciones del sector están caros: no permiten reinvertir ni desplegar redes o antenas.

En otras palabras, la competencia en telefonía móvil está semiestancada, pues el modelo de negocios llegó a un límite donde no le está permitiendo crecer al sector. Es una lástima, pues la competencia tuvo un empujón con la Reforma de Telecomunicaciones.

Pero ahora las compañías competidoras se quejan. Y no se trata de buscar ganancias para una empresa, sino del crecimiento de toda la competencia para dedicarlo a mejorar la calidad al usuario.

El usuario final es quien más se ha visto beneficiado por la competencia y la existencia de más compañías móviles (Telcel, AT&T y la misma Telefónica). Han bajado precios de telefonía móvil, se ha incrementado el uso del internet y la pelea es por ofrecer mejor calidad en los servicios de datos.

IFT HA PEDIDO REVISAR DERECHOS Y CONTRAPRESTACIONES

El amparo de Telefónica es un buen llamado de atención. Tampoco sorprende del todo. Ya el mismo presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones, Gabriel Contreras, había dicho públicamente que en lugar de cobrar tan caras las contraprestaciones es mejor que las compañías dediquen (incluso si se quiere como gasto etiquetado) esos recursos a instalar más antes, y a desplegar su red LTE para competir de mejor manera en la nueva generación tecnológica de 4.5.

Por otra parte, Carlos Morales, presidente de Telefónica, también lo había externado, que en México no pierden, pero tampoco ganan, y ello no es bueno para ningún esquema de negocio: se trata de reinvertir, de tener ganancias, pero también de expectativas para mejorar frente a la competencia y que, al fin y al cabo, el usuario final sea el más beneficiado.

AMPARO, ¿POR QUÉ SÓLO A LA RED COMPARTIDA DAN BENEFICIOS?

El amparo de Telefónica fue ingresado en abril de 2016. Lleva prácticamente tres años en juzgados. Mientras tanto, Telefónica buscó otras soluciones, platicó con autoridades, externó su preocupación. Y nada. De hecho, el amparo no afectaría a nadie. Más bien, busca equidad.

Sí, la compañía telefónica ha dicho que quiere pagar lo mismo por el espectro que pagan otras compañías (como la Red Compartida). Suena lógico. El proyecto que manejó el ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, no contempla ninguna cifra por resarcir.

La compañía nos dice que el amparo buscado no solicita ninguna cifra, pero sí busca un trato igual para todos, y no que unas compañías tengan ventajas con menores pagos por derechos y contraprestaciones.

Al final, el amparo no prosperó en la Corte. Fue regresado al tribunal especializado en competencia y telecomunicaciones (el Primer Tribunal Colegiado de Circuito en Materia Administrativa Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones).

Será dicho tribunal el que determine el curso del amparo, si procede o no procede. Pero si llega a proceder, entonces el Tribunal verá el monto de resarcimiento a favor de Telefónica.

DESPUÉS DE 13 MMDD DE INVERSIÓN Y COMPRAR BANDA

La compañía Telefónica nos insiste que ellos no buscan la devolución de ningún monto, sino más bien condiciones de equidad hacia delante. Que los pagos por derechos y contraprestaciones son elevados, que no les permiten la reinversión ni el crecimiento de la red, ni tener condiciones para competir.

Telefónica sigue invirtiendo en México. Ha invertido 13 mil millones de dólares desde que llegó al país, en el año 2000. Y hace poco adquirió espectro por 40 MHz en la Banda de 2.5 Gigahertz. Quiere desplegar los servicios de Banda Ancha, con tecnología LTE y desde luego entrar de lleno a la nueva tecnología de 4.5, donde hay velocidad en datos.

El nombre del juego, lo sabe Telefónica, es tener capacidad de datos y llegar a todo el país. Sin embargo, se ha topado con el costo de las contraprestaciones y, abiertamente ha pedido a las autoridades que igualen la cancha, para que en lugar de estar utilizando fuertes costos en pagar contraprestaciones, mejor lo haga para desplegar antena y servicios de ancho de banda. No suena descabellado.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 8 de noviembre de 2018, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password