Premio Nacional de Protección Nacional
Cinque Terre

Ingrid Motta

[email protected]

Ingrid ha sido reconocida en varias ocasiones como una de las 100 mujeres más poderosas en los negocios por la revista Expansión, una de las 45 líderes de mercadotecnia por la revista InformaBTL, así como una de las mujeres más influyentes en el campo de la tecnología por el periódico El Universal.

Tecnología, la nueva ruta de la seda

Nombrada así en 1877 debido a la obra “Viejas y Nuevas Aproximaciones a la Ruta de la Seda”, donde el geógrafo alemán Ferdinand Freiherr von Richthofen narraba el tránsito de mercancías prestigiosas que circulaban por todo el continente asiático, conectando a China con la India, Persia, Arabia, Siria, Turquía, Europa y Africa.

Hoy, China, al igual que otros países del continente asiático, son un ejemplo de cómo trazar una ruta para adentrarse en la economía internacional, al enfocar sus esfuerzos en la especialización y exportación de productos y servicios tecnológicos. Asia es un ejemplo mundial de desarrollo de una región al convertirse en el centro económico mundial y haber consolidado su ruta comercial hacia el mundo occidental.

La globalización se ha retroalimentado de la transferencia tecnológica, que se basa en la compartición de conocimientos sistemáticos para la creación de productos y su comercialización mundial. Gracias a la especialización de los países que la adoptan, logra que los procesos de innovación y desarrollo sean mucho más eficientes y la velocidad del tiempo de llegada el mercado sea más ágil.

Fuente: Muy Interesante

Países asiáticos como China, Japón y Corea del Sur, entre otros, han encontrado en el desarrollo de tecnología, el impulso y el crecimiento de sus economías locales, a la vez que les ha permitido generar empleos, incrementar su productividad, entrar y ser líderes frente a los principales mercados internacionales, empoderar y conservar los recursos en sus propios países, al tiempo que aumentan su patrimonio intangible por derechos de propiedad intelectual.

La mercadotecnia es el camino

La ruta tecnológica empieza cuando se identifican las necesidades de los consumidores y se define el cómo y hacia dónde se están yendo o deberían enfocarse las tendencias de uso a nivel global.

El itinerario lo marcarán las negociaciones para la compra de patentes o bien la creación propia de las mismas como un método de transferencia tecnológica con el resto del mundo, planeando en cuánto tiempo llegarán los productos al mercado y cuál será su tiempo de vida, para así continuar con una cadena de innovación y creación de necesidades de los consumidores o la satisfacción de estas.

Fuente: Marketing link

Los navegantes ahora no sólo deben planear una ruta sino también crear herramientas para capitalizar los recursos tecnológicos como: la gestión de datos, Internet de las Cosas (IoT), inteligencia artificial aplicada a publicidad, rastreo de usos y hábitos por parte de los usuarios, su navegación dentro de la red, medición e interpretación de datos, para así ser utilizados en la cadena de valor para el continuo camino de la innovación.

El conflicto

Al igual que en siglos anteriores las diferencias entre el Oriente y el Occidente se han hecho presentes, a pesar de que se identifican como imprescindibles el uno para el otro, con la intensificación y robustecimiento de la cadena productiva y de su consecuente efecto en términos de comercio.

Y aunque empresas norteamericanas como Amazon, Google, Uber, Spotify tienen un gran poder económico a nivel mundial, por cada empresa norteamericana, existe una contraparte china, que en este caso serían: Alibaba, Baidu, Didi y Tencent, respectivamente. Éstas, además que aprenden muy rápido el funcionamiento empresarial, levantan grandes muros para la entrada de empresas extranjeras en el mercado asiático.

Fuente: El Sol Latino

Sin embargo, el principal móvil de la guerra está en las redes móviles, en donde Huawei tiene el liderazgo en el desarrollo de infraestructura y además comparte liderazgo con empresas asiáticas fabricante de dispositivos móviles como Samsung, Xiaomi, LG, y Oppo, dejando a las estadounidenses relegadas.

Como un aprendizaje de las lecciones de la historia, Trump podría tratar, y recalco, tratar de frenar o poner fronteras a la ruta de la tecnología, pero los datos muestran que lo mejor sería que reforzara sus arcas y como Marco Polo, recorra la ruta de la tecnología para entender sus maravillas y capacidades.

Este conocimiento probablemente le daría algunas medidas para reforzar la posición de las empresas norteamericanas en el corazón de los consumidores de tecnología en el cambiante mercado del consumo tecnológico de todo el mundo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password