Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

A sufrir con las tasas altas; pero la Fed promete no caer en recesión

Ayer, Jerome Powell movió los mercados. Es natural. Es el banquero central más poderoso y no decepcionó: la Reserva Federal elevó en 75 puntos base su tasa de interés, un alza no vista desde hace 28 años, desde noviembre de 1994.

El temor a una recesión económica originada por las altas tasas se empezó a asomar. Las tasas altas suben el costo de los créditos. Las familias y empresas dejan de contratar préstamos hipotecarios, créditos empresariales, créditos automotrices. Y todo se va frenando con tal de reducir las presiones inflacionarias.

La Reserva Federal tomó una postura restrictiva, hawkish, de seguir elevando las tasas.

La lógica de la Reserva Federal es igual que cualquier otro banco central: elevan los réditos para enfriar la economía, y que los precios empiecen a bajar.

En mayo, la inflación en Estados Unidos tocó niveles no vistos desde hace 40 años, al ser de 8.6%, cuando la propia Reserva Federal la tiene en un objetivo que sea del 2% anual.

Para disminuir la inflación vino el alza en tasas de la Reserva Federal.

POWELL TRANQUILIZÓ: NO BUSCARÁN 100 PUNTOS NI RECESIÓN

En ese momento comenzó la especulación: si esta vez el alza fue de 75 puntos base, la siguiente podría ser hasta de 100.

Pero no, Jerome Powell, presidente del Banco de la Reserva Federal, en su conferencia de prensa tranquilizó a los mercados cuando dijo que la siguiente alza podría ser de entre 50 y 75 puntos base. No de 100 puntos base.

El mensaje tranquilizó. Las bolsas subieron, el dólar perdió (no fue necesario que fuera resguardo de valor) y el peso mexicano ganó terreno.

Las palabras de Powell fueron tranquilizadoras (dentro de lo que cabe) en otro aspecto, al mencionar que la Reserva Federal no buscará una recesión (hay sensibilidad en los banqueros centrales).

TASA DEL BANXICO, ¿TAMBIÉN LA ELEVARÁ 75 PUNTOS BASE?

La Reserva Federal busca bajar la inflación y mete un alza en tasas de antología. Se espera que el año termine con una tasa (en EU) que va del 1.75% hasta el 3% o 3.5 por ciento. Pero se quiere tener cuidado en no frenar tanto el crecimiento y que se caiga en una recesión.

Los pronósticos de la Reserva Federal son bajar el crecimiento de EU de 2.8% a 1.7% para 2022, y a 1.7% para 2023 (no sería recesión). Bajar la inflación del 6.8% actual a 5.2% para fines de 2022 y a 2.6% para 2023.

En nuestro país, el Banco de México deberá tomar su propia decisión. Actualmente, la tasa en México es del 7%, ¿la elevará en 75 puntos base?, es lo más seguro, para bajar la inflación y mantener un diferencial atractivo de tasas entre México y EU.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 16 de junio de 2022. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password