Cinque Terre

Rubén Cortés

[email protected]

Periodista y escritor.

¿Tan grave fue la improvisación?

Trajeron a Evo Morales y lo pasearon más que a un  tragaespadas en circo de pueblo, faltaron cámaras para fotografiarse con él, le dieron CURP. Pero ocultarán nueve años el expediente que dice por y para qué lo trajeron.

Aunque existe mucha información oficial para saber que trajeron a un delincuente electoral que, además, tiene orden mundial de captura por asesinato. Veamos, de todos modos, a quién trajeron:

–Con baños de sangre, impuso que la Constitución de Bolivia le permitiera reelegirse una sola vez después de su primer periodo (2006-2010). Podía postularse en 2009 y (de triunfar) gobernar solo hasta 2014.

–En febrero de 2016 perdió 51 por ciento a 49 un referéndum para poder reelegirse hasta 2025. Pero obligó a la Corte a desconocer el resultado y, el 20 de octubre, realizó otras vez elecciones.

–En primera vuelta iba abajo, pero tumbó el sistema de conteo y, cuando éste se reactivó, estaba delante y se declaró ganador.

–Una comisión observadora de la OEA consideró que la elección había sido fraudulenta. Fue expulsado del país y México le dio asilo político.

Hoy se sabe (por El Universal) que la 4T prohibió hasta 2028 el acceso al expediente de Evo Morales en México, porque:

–Revelar nombres de personajes, organizaciones y acciones en el ámbito internacional contenidos en estos documentos afectaría las relaciones bilaterales en materia de cooperación, economía, seguridad que tiene México con diversos países.

–La información podría ser utilizada para realizar actos tendientes a reconfigurar organizaciones, mutar sus procedimientos de operación y encubrir nuevas formas de comportamiento, de manera que pudiera entorpecer o impedir la realización de operaciones de inteligencia o contrainteligencia.

–El actual escenario global en el que se perciben conflictos internacionales entre potencias con capacidad nuclear hace inminente un incremento de las tareas de investigación y análisis de servicios extranjeros en todo el mundo, incluyendo México.

Por las causas que prohíben saber sobre la relación 4T-Evo Morales, éste parece ser algo más que un delincuente electoral, como lo consideran la OEA y la ONU. Todo indica que se trata de un nexo inconfesable, que quieren hacer olvidar.

Como sea, mientras OEA, UE, ONU, Estados Unidos, Canadá… pedían nuevas elecciones tras el fraude Morales, México ya había reconocido su “triunfo” y luego le concedió asilo, con más presencia mediática que un secretario de Estado.

Le entregaron las llaves de la CDMX, le prodigaron la guardia del Estado Mayor Presidencial, le permitieron violar el derecho internacional que impide a un asilado hablar de hacer política, le otorgaron documentos de identidad mexicanos…

Pero ahora entierran por nueve años todo lo que huela a Evo Morales.

De ese tamaño fue el error de traerlo.

(Canela Fina se toma un receso navideño y retoma la brega con el nuevo año)

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password