Cinque Terre

Alejandra Escobar

[email protected]

Editora de etcétera

La solidaridad de la iniciativa privada y la excepción: Elektra, una empresa irresponsable

Durante el periplo que ha implicado la pandemia generada por el coronavirus en México, en el que se sitúa la errática política del gobierno para hacerle frente, vale la pena considerar la solidaridad de la iniciativa privada con los sectores más golpeados por la pandemia, más aún cuando, el propio gobierno, no ha establecido un programa de apoyo que vaya más allá de la atención a las clientelas políticas y no ha apoyado de ningún modo a las empresas que son las principales generadoras de empleo en el país.

Más allá de la opinión que tengamos sobre los productos que comercializan o sobre su actividad en general, hay empresas que han tenido respuestas loables con sus trabajadores como hizo Bimbo al mantener el salario a los trabajadores, además de otras actividades de respaldo a personas vulnerables y su plan de apoyo a tienditas. Destaca Bachoco ahora, que afuera de los hospitales en Guadalajara, Monterrey y Ciudad de México ofrece caldo de pollo. Y así, por fortuna, se han multiplicado estas acciones entre las que también destaca el acuerdo del gobierno federal con Fundación Teletón para convertir 23 centros en hospitales públicos.

Por lo anterior destaca la indiferencia de varias empresas frente a la situación de emergencia e incluso la irresponsabilidad. Algunas como Coppel, por ejemplo, que mantuvieron actividad hasta que el gobierno debió intervenir, pero sobre todo las empresas ligadas a Grupo Salinas que no sólo han dejado de mostrar solidaridad con la sociedad sino que han expuesto a sus trabajadores al contagio al obligarlos a asistir a sus lugares de trabajo que, por cierto, no reúnen los estándares de seguridad que exige la situación. En la cuenta de Twitter de este portal puede mirarse las condiciones en que hace unas semanas se encontraba el comedor de TV Azteca y también, si el lector busca en la memoria digital de este sitio, podrá verificar lo que ha sucedido en las tiendas Elektra. Y si a todo ello sumamos los despidos que están padeciendo los trabajadores, podemos darnos una idea de cómo entiende Ricardo Salinas Pliego su vocación empresarial, el segundo hombre más rico de México durante el actual sexenio.

Una nueva normalidad exige tomar nota de todas estas actitudes.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password