Cinque Terre

Rubén Aguilar Valenzuela

[email protected]

Consultor, profesor y articulista y exvocero presidencial

La SIP y el presidente López Obrador

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) pidió al presidente de México que cese sus ataques contra los periodistas y los medios en su reunión del pasado 12 de abril.

Le dice también que si no puede frenar la violencia en contra de los comunicadores —en lo que van del año han sido asesinados ocho—, “al menos no la aliente”.

La SIP le solicita al presidente “suspender ya todo tipo de discurso estigmatizante contra medios y reporteros”, que realiza sin tener en cuenta que sus ataques tienen consecuencias graves.

El del presidente es un discurso “que coadyuva a que haya más violencia contra los periodistas en el país” y se suma a la que ejerce el crimen organizado en contra de esos profesionales.

En 2021, en América Latina fueron asesinados 24 periodistas, 16 de ellos en México, por mucho el país más inseguro de la región para ejercer el periodismo.

Las críticas del presidente abonan a “un clima de descomposición y violencia”, sostiene la SIP, y añade que esa también es la posición de las organizaciones que protegen la labor de los periodistas.

Recuerda que Artículo 19 ha contabilizado mil 945 ataques del presidente a la prensa en lo que va de su mandato. A partir de diciembre de 2018 y hasta el día de hoy, se han incrementado en 85 por ciento los ataques contra los periodistas.

Cuartoscuro

El presidente, dice la SIP, minimiza o ignora los señalamientos y protestas de los periodistas que exigen cesen las agresiones y que mejore el mecanismo de protección, que se ha mostrado inoperante.

Entre otros ataques del presidente está acusar a los periodistas que protestan de que son parte de una “conspiración empresarial con ánimo de afectar a su gobierno”, afirma la SIP.

Está también que, de manera constante, al periodismo profesional y crítico lo califica de decir “falsedades” o “mentiras”, pero alaba a los que le son afines.

La SIP plantea que las “investigaciones periodísticas sobre su familia y entorno cercano han generado la furia de López Obrador”.

De manera particular la SIP, como ya lo ha hecho en otras ocasiones, solicita al presidente suspender la sección de su mañanera dedicada a “desmentir” a la prensa.

Y en su informe, por sus agresiones a la prensa y a la libertad de expresión, compara a López Obrador con el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, y al de Brasil, Jair Bolsonaro.


Twitter:@RubenAguilar

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password