Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Sierra, sus razones en México

La primera empresa privada en ganar bloques en la Reforma Energética es Sierra Oil & Gas, con un equipo proveniente del sector petrolero nacional e internacional, y donde el compromiso de inversión de sus socios-fondos de capital privado es de 525 millones de dólares para iniciar, más otros 525 millones de dólares preacordados. Al preguntarle a Iván Sandrea, presidente y director de Sierra Oil & Gas, ¿por qué entraron a México en un momento de ciclo bajo de los precios del petróleo?, Sandreacontesta contundente: en México están abriendo el sector de manera decidida y con reglas claras.

APERTURA, LA ESTÁBAMOS ESPERANDO

Sandrea, presidente y director de Sierra Oil & Gas, trabajó en varias compañías petroleras, como Statoil.

Y desde hace años, fuere en Londres o Nueva York, seguía de cerca la apertura de México. “La estábamos esperando”, dice, sonriente, al recordar que México era el único de los países petroleros grandes que todavía tenían un sector cerrado.

“Hay reglas claras”, señala el ganador de los dos primeros bloques de la primera etapa de la Ronda Uno.

Tan están seguros de participar con las reglas propuestas por la Secretaría de Energía y la Comisión Nacional de Hidrocarburos, que ya tienen 525 millones de dólares comprometidos, más otros 525 millones de dólares adicionales preacordados con sus socios para continuar su participación en México.

FONDOS DE CAPITAL, RESPALDAN

Detrás de Sierra Oil & Gas están los fondos de inversión. Recordemos que esta industria es intensiva en capital.

Los socios financieros de Sierra son EnCap Investment LP, que es el líder de capital privado en el sector independiente de EU en petróleo y gas. Otro socio es River Stone, una empresa de capital privado dedicada a la industria energética.

Y el tercer socio financiero es el fondo de capital privado mexicano dedicado a la infraestructura, I2. Entre los tres están aportando la inversión de Sierra.

BLOQUE DOS Y SIETE, Y VAN POR MÁS

Sierra fue la única empresa privada ganadora en la primera licitación de la Ronda Uno. Ahí se llevó el Bloque dos y Bloque siete, donde el Bloque siete fue el más competido por ser uno con mayor probabilidad de tener hidrocarburos.

Nos llama la atención la seguridad de Sandrea cuando se refiere a lo que están haciendo. El equipo de Sierra está conformado por especialistas energéticos de todas partes del mundo y, desde luego, de México.

Incluso tiene convenios firmados con la UNAM para transferencia de conocimientos o pertenece a la Coparmex y Amexhi. Están pensando en el largo plazo.

La postura de Sierra, de participar en dos bloques, cuando ningún otro privado ganó, es interesante. Para Sierra, su apuesta por los bloques fue buena, a buen precio, para nada la considera cara, sino al contrario, siente que están aprovechando una oportunidad de apertura en un país petrolero con reglas claras.

El tiempo nos dirá si tenían razón o no. Ellos están seguros de hacer lo correcto y vaya que conocen el sector.

CCE Y LAS PLÁTICAS CON GOBIERNO Y PARTIDOS

El Consejo Coordinador Empresarial, presidido por Gerardo Gutiérrez Candiani, ha platicado, una y otra vez, con el gobierno, en particular con la Secretaría de Hacienda, a cargo de Luis Videgaray.

Es abierta su inquietud de cambiar la Reforma Fiscal, en particular en deducibilidad inmediata para la inversión productiva, así como en deducibilidad para las prestaciones sociales de las contrataciones laborales.

Suena totalmente lógico: la Reforma Fiscal tuvo un impacto negativo en la economía al entrar en acción. Los inversionistas privados, reunidos en el Consejo Coordinador Empresarial, proponen cambios que suenan razonables para poder tener un mayor crecimiento estimulando la inversión productiva que genera empleos.

Sin embargo, los empresarios no imponen nada. Han estado negociando con las autoridades, legisladores y partidos políticos, lo que en una democracia es totalmente válido, máxime cuando la inversión productiva puede ayudar a generar empleos y al crecimiento.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 01 de Septiembre de 2015, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password