Cinque Terre

Orquídea Fong

Periodista/comunicóloga egresada de la UNAM.

Si usted no apoya el Día Internacional de la Niña, ¡felicidades!

Si ustedes creen que no es necesario un Día de la Niña para alertar sobre la violencia que muchas niñas sufren por el hecho de ser mujeres, felicidades.

Si usted es de los que publica en sus redes sociales que esta fecha es una tontería más porque “ya no saben ni qué inventar”, me alegra.

Si usted, señor, señora, señorita incluso, opina que el Día de la Niña no es necesario porque ya las mujeres tienen todos los derechos, ¡fabuloso!

Es más, si usted ni siquiera sabe de qué va este día, y cree que se trata de “festejar” a las niñas porque son bonitas, hasta ternura me da.

Foto: El País/Colombia

Eso quiere decir que en su familia, entorno, localidad, ciudad y país todas las niñas:

1.- Reciben apoyo, validación y respeto, en el mismo nivel y grado que los niños varones.

2.- Todas las niñas estudian y se preparan para conseguir sus sueños, en el mismo grado que los niños varones. Tienen acceso pleno a la educación.

3.- Escuchan mensajes positivos sobre lo que significa ser mujer.

4.- Viven un entorno doméstico que no les hace creer que tienen más deberes o menos derechos por el hecho de ser mujeres.

5.- Tienen padres que no esperan que se casen para deshacerse de su manutención o les dicen que no tiene caso que estudien porque son mujeres y se tendrán que casar, más temprano que tarde.

6.- Son protegidas contra la violencia sexual, la que con frecuencia ejercen maestros, tíos, padres, primos y hermanos. Y sacerdotes, por supuesto.

7.- Permanecen en su núcleo familiar hasta que llega el momento en que, por decisión propia, se casan o se independizan. Porque nadie las vende por algunas vacas o borregos. Porque nadie las cambia por un cartón de cervezas.

8.- Viven una religiosidad (si la tienen) sana, que no les dice que la mujer es un ser inferior, creado por Dios para servir al hombre.

9.- Viven seguras en su localidad, sin hombres que las persigan gritándoles que se las quieren coger.

10.- Viven una infancia y adolescencia plena, sin embarazos no deseados ni teniendo que ser madres cuando aún son niñas.

11.- Tienen acceso a una educación sexual positiva, que les hace saber que tienen derechos sexuales y reproductivos irrenunciables.

12.- Están a salvo de las redes de trata, que ¿lo sabían? prefieren a las niñas y jovencitas siempre. Son una “mercancía” más valiosa.

13.- Escuchan que ser mujer es positivo y jamás han escuchado de NADIE que “las viejas” son así o asá y que a las mujeres no se las comprende, se las ama.

14.- Saben que tienen derecho a ser lo que quieran, porque no existen trabajos, carreras o profesiones vedadas para las mujeres.

15.- Saben que su padre no tiene derecho a golpear a su madre. Es más, su padre nunca ha golpeado, insultado o violentado emocionalmente a su madre. Nunca ha tenido que defender a su madre de los golpes de su padre.

16.- Sienten que se les trata equitativamente en la escuela y los servicios de salud.

17.- Si sufren de violencia sexual, jamás escuchan de las autoridades o médicos que anduvieron provocando a su violador.

18.- Disfrutan integridad física al jamás ser víctimas de prácticas como la mutilación genital, el matrimonio forzado o ser madres a fuerzas, al negárseles el aborto seguro, aunque hayan sido víctimas de violación.

19.- Pueden ser niñas, no adultas precoces, porque no es necesario que se conviertan en madres de sus hermanos, gracias a que sus madres no fueron obligadas a tener hijos en contra de su voluntad, para luego ser abandonadas por el padre, hundiendo a todos en la precariedad económica.

¿Verdad que eso es una realidad?

¿Cómo de que no?

¡Ah, caray! De lo que leo en las redes sociales, me parecía que sí.

Si no es así, pues, entonces por favor, no ande diciendo que no hace falta un Día Internacional de la Niña, que, al igual que el Día Internacional de la Mujer, no está hecho para que se den regalitos, mucho menos para que se felicite, sino para recordar el grave estado de violencia, discriminación y desigualdad que viven muchas niñas en el mundo.

Es cuanto.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password