Cinque Terre

Regina Freyman

[email protected]

Maestra en Letras Modernas por la Universidad Iberoamericana y profesora del ITESM, campus Toluca

Sí, también es en contra del presidente

No era contra el presidente hasta que él lo volvió contra sí. Lo hizo cuando olvidó los nombres de las víctimas, cuando en una torcida prioridad antepuso su rifa, su avión, su necio proyecto despistado.

No era contra el presidente hasta que él calló mil veces a la Verdad esgrimiendo otros datos que como padrastro autoritario, como dictador jerárquico inventa y articula para manipular a su favor.

No era contra el presidente hasta que una y mil veces presionó a su gabinete para desdecirse cuando no le gustó el cauce de una declaración.

No era contra el presidente hasta que, paranoico, apuntó a conservadores y neoliberales porque no le otorga a la mujer el seso para disentir.

No era contra el presidente hasta que las pusilánimes mujeres timoratas que trabajan con él, por congraciarse critican al movimiento; nos mandan a lavar los platos o blandengues como son, temen manifestarse no las vayan a regalar. Ellas sí que exhibiendo el otrora miedo al dominante señor.

No era contra el presidente hasta que retiró subsidios contra el cáncer de mama, cerró estancias y desatendió enfermos. Todo para programas de entenados que le bailan y corean para regocijo de su envanecido tesón.

No era contra el presidente hasta que en su sueño guajiro nos quiso divorciar de España mutilando la mitad de nuestro corazón.

No era contra el presidente hasta que apoyado por iglesias obsoletas nos llaman asesinas aborteras, siempre brujas sin razón.

No era contra el presidente hasta que suplicó por las paredes y baldosas del Palacio sin pensar que si es el pueblo a quien apoya qué más pueblo que mujeres, enfermos, o niños a quienes ignora en sus demandas, seres anulados que él aloja en sus fantasmas y conspiraciones.

No era contra el presidente hasta que disfrazado de progresista, se calzó el traje de imperialista patriarcal.

Para mí sí es contra el presidente porque ha hecho lo que tantos, callarnos, ignorarnos y empequeñecernos. Por eso el 8 y el 9 verá que su estulticia lo conduce al paredón más triste de la historia; y a lo lejos cual Sor Juana gritaremos Hombre Necio tú y los como tú son ocasión del mal que nos vulnera hasta hoy.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password