Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Regresarían a CFE a gran tamaño; y el tamaño sí importa

La Secretaría de Energía del gobierno lopezobradorista sí busca regresar a la Comisión Federal de Electricidad, tal y como estaba antes de la Reforma Energética. La Secretaría de Energía busca regresar a la CFE a ser una empresa de gran tamaño, eliminando sus seis empresas subsidiarias de generación eléctrica (las CFE Generación). El problema es saber si, otra vez, al ser la CFE muy grande ¿será más eficiente que las subsidiarias o más bien esconderá los costos de cada subsidiaria, y tendrá subsidios cruzados entre plantas?

MALA NOTICIA PARA GENERADORAS PRIVADAS

Desde luego la medida de la actual Secretaría de Energía, no es la mejor noticia para el sector privado, donde encontramos empresas privadas que generan electricidad, como Iberdrola, que han invertido fuerte en México confiando en que no se iban a topar con una empresa de enorme tamaño que pudiera generarles una competencia desleal.

La Secretaría de Energía quiere regresar a la empresa de gran tamaño que era la CFE, pero el temor es que el tamaño vuelva a esconder costos incrementales, subsidios cruzados, y sobre todo le permita a la CFE imponerse en condiciones de mercado a las empresas privadas generadoras de electricidad. Es decir, que sea el final de la participación privada en generación eléctrica para el mercado.

DE DIVISIÓN “CAPRICHOSA” A UNA GRANDE “EFICIENTE”

El director de la CFE, Manuel Bartlett, se quejó fuertemente de que las seis empresas generadoras regionales, las CFE Generación, tenían una división regional caprichosa, e incluso no se comunicaban las más cercanas entre sí.

De ahí que la Secretaría de Energía quiera regresar a una sola empresa de gran tamaño.

El anteproyecto enviado por la Secretaría de Energía, a cargo de Rocío Nahle, a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria, sí habla de reagrupar las seis empresas subsidiarias generadoras en una sola empresa.

Lo único que sí se mantendría sería a la CFE como empresa productiva del Estado, con el fin último de generar valor.

Pero tendría una empresa, CFE Servicios Básicos, que tendrá que ofrecer el servicio público universal a todos los mexicanos, y ahí es donde se teme que vengan ineficiencias: que no se tenga un esfuerzo en cobranza, que sigan robándose la electricidad, que sigan los diablitos y los diablotes (empresas que también se roban electricidad).

El mismo presidente López Obrador no ha estado conforme en que la CFE sólo esté generando la mitad de la electricidad del país. Hace poco vimos a Manuel Bartlett salir a dar números de los pasivos que tiene la CFE, que son bastantes. Y la solución que están planteando es volver a la CFE una empresa generadora de gran tamaño, terminando con las seis subsidiarias regionales de generación. El temor es claro: que la empresa de gran tamaño esconda ineficiencias, como ya se vivió en el pasado. ¿No era mejor redefinir a las subsidiaras regionales y eficientarlas? Como diría el clásico. Es pregunta.

CONSEJO MEXICANO DE NEGOCIOS; NO HUBO CAMPAÑA SUCIA

En la conferencia mañanera del presidente López Obrador, el jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, acusó, entre muchos otros, al Consejo Mexicano de Negocios, que reúne a las empresas mexicanas más grandes, de financiar una campaña negra en contra del que fue el candidato López Obrador.

La campaña negra tendría que ver con haber financiado el documental Populismo en América Latina. El Consejo Mexicano de Negocios, que fue presidido por Alejandro Ramírez y hoy encabezado por Antonio del Valle, rechazó de manera categórica cualquier campaña de desprestigio.

Dice que no financió el documental, Populismo en América Latina, como señaló el titular de la UIF. El Consejo Mexicano de Negocios dice que hay una confusión, porque sí financió, pero campañas como Fuerza México, Éntrale, la modernización del T-MEC, el Centro de Competitividad de México, que son proyectos a favor del desarrollo. Pero ningún documental.

Y ALEATICA TAMBIÉN

Hubo otras aclaraciones a la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, como la del ex OHL, que ahora se llama Aleatica.

Aleatica señala que no tiene relación alguna con campañas negras; que su relación con Bufete es para servicios de consultoría para proteger la reputación y posición legal de la compañía (que tuvo varios problemas por una campaña en su contra), y que cooperará con las investigaciones oficiales. Total, el Consejo Mexicano de Negocios y Aleatica, por la parte empresarial, rechazaron las acusaciones.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 15 de marzo de 2019, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password