Cinque Terre

Ernesto Piedras

Experto en telecomunicaciones. Director general de la consultoría The Competitive Intelligence Unit.

Reforma de telecom aún sin ganancias en competencia

Desde antes de la promulgación de la reforma de telecomunicaciones del 2013, se avizoraba el inicio de un nuevo hito de transformación estructural del sector, a partir de la conformación de un reforzado corpus institucional y legal para la promoción de la competencia efectiva, para la consecución de la cobertura universal y para la generación de mejores condiciones de calidad y asequibilidad de los servicios, entre un largo listado de objetivos.

Desde The Competitive Intelligence Unit han sido cuantificados sistemáticamente esos efectos, con logros en diversos rubros de la operación, pero en términos de competencia, en un mercado que sigue padeciendo una rigidez estructural que mantiene al preponderante, América Móvil, con un dominio de más de dos terceras partes del sector.

Incluso en los años más recientes se ha documentado la reconcentración de los ingresos del operador preponderante en telecomunicaciones, la reversión de las ganancias en competencia que se registraron a inicios de la reforma y la escasa eficacia de la regulación asimétrica de preponderancia para cumplir con su cometido e impedir lo anterior.

Un reciente análisis académico (Andrés Aradillas-López, Departamento de Economía, Universidad Estatal de Pensilvania, https://bit.ly/2tSIqqN) corrobora esas señales de la necesidad de fortalecer las medidas regulatorias, en la búsqueda de la largamente evasiva competencia efectiva en el mercado mexicano. Ahí se advierte que si bien en su inicio la reforma tuvo impactos estadísticamente significativos en la reducción de los niveles de precios y redujo el nivel de concentración de mercado, esos efectos positivos se han estancado desde el 2017. Así, la participación de mercado del preponderante es muy superior a lo observado en otros mercados de telecomunicaciones a nivel internacional.

Además, ratifica la evidencia de que AMX ha perpetuado su capacidad para mantener precios sistemáticamente superiores a los niveles competitivos, conservando así su nivel de excesiva concentración de mercado, a partir de la baja sensibilidad de sus consumidores ante cambios en éstos y el ejercicio de prácticas predatorias contra sus competidores.

Estas estrategias dilatorias de la competencia efectiva han consistido, entre otras en: decisiones estratégicas de interconexión, control al acceso y precios de insumos mayoristas, prohibición de acceso a información sobre la ubicación y capacidad disponible de su infraestructura, estrechamiento de márgenes y el ejercicio de subsidios cruzados.

Se augura que existen riesgos de que los efectos positivos se reviertan. La preservación de elevados niveles de concentración de mercado puede tener efectos nocivos sobre los precios y la cobertura en el mediano y largo plazos.

En este estudio se reitera la recomendación de continuar con la prohibición de la práctica anticompetitiva de discriminación de tarifas dentro (on-net) y fuera (off-net) de las redes del preponderante, así como de su entrada al mercado de TV restringida y la posibilidad de ofrecer empaquetamientos. Se instó también al regulador a mantener las asimetrías en tarifas de interconexión.

De cara a la resolución a la segunda revisión bienal de la eficacia de las medidas asimétricas de preponderancia es menester que el IFT tome nota de todas las voces, nacionales y ahora también desde el ámbito internacional, de que los esfuerzos normativos dedicados hasta ahora son insuficientes para que el preponderante enfrente una competencia robusta.

Éste es un llamado más para que se aplique y hagan cumplir mecanismos eficientes y eficaces para la nivelación competitiva y el cambio estructural sectorial.


Este artículo fue publicado en El Economista el 1 de febrero de 2020, agradecemos a Ernesto Piedras su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password