Cinque Terre

Regina Freyman

[email protected]

Maestra en Letras Modernas por la Universidad Iberoamericana y profesora del ITESM, campus Toluca

¿Quién se robó la navidad?

¿Qué tienen en común una estrella de rock británica y un obispo turco?

Me recuerdo corriendo en pijama de franela, una mañana fría pero soleada; con el corazón batiendo al ritmo de los tambores del rompon pon pon, la mirada inundada de expectativa y ese temor, emoción de ver bajo el árbol algun deseo fantastico materializado, o no; el miedo a la muerte de las expectativas, el miedo a que el mágico Padre de la Navidad trastoque el delicado velo que divide la cruda realidad con el tibio sueño de un taller mágico; unos renos voladores y un super héroe omnipresente que todo lo ve y lo sabe; inconfesablemente más potente que el propio Jesucristo pues se materializa una vez al año en todo occidente, dejando una evidencia material de su existencia (y con un poder de convocatoria que hace posible que un ejército de adultos trabajen por una causa común). Esa evidencia bajo el árbol, no se trata de un juguete o un objeto común, es el sueño de un año completo, el premio a mi buena conducta, el reconocimiento afectuoso a mi prudente existencia. Todos quienes lo hemos vivido somos testigos del milagro.

Sabemos de dónde proviene la idea de Navidad, las antiguas fiestas paganas para invocar al Sol, para retribuir un año de trabajo y de colecta. Sabemos también que la Iglesia católica coloniza la fiesta y se la apropia, manipula la fecha de su redentor para que “cuadre” y con ello se calza la festividad del natalicio que nos renueva. Acaso lo que no logró nunca fue que el Niñito Jesús fuera el protagonista, siempre eclipsado por un obispo de Turquía.

Toda buena historia requiere de dos elementos fundamentales: una emoción potente y el personaje que la representa. Así, la cercanía física de un personaje y su leyenda,  hizo posible que Nicolás de Bari se convirtiera en el espíritu mismo de la generosidad.  No contaré aquí la historia pues es ya popular, cómo es que este noble sacerdote intercede por los niños maltratados. Quedémonos con el personaje, su bondad, sus regalos y con su forma de transmisión: los pescadores,  que no los pecadores.  San Nicolás se vuelve el santo patrono de los pescadores, lo que hizo posible que viajara por toda Europa,”un meme” muy contagioso diría el ilustre Richard Dawkins.

Por otro lado,  Sir Elton John es este año el protagonista del comercial navideño de la cadena de tiendas departamentales John Lewis en gran Bretaña, intuyo que se convertirá en el anuncio del año, sino es que su permanencia trascenderá hasta 2019.    En él se ve al cantante sentado ante el piano,  con nostalgia atraviesa el tiempo entre las notas de su éxito musical “Your Song”. Recorre las diferentes etapas de su vida hasta llegar al niño en pijama descendiendo la escalera para encontrar el piano que toca en presente, bajo el árbol de navidad y al amparo de la mirada benévola de su madre y abuela  ¿Desplaza un Rock Star a Santa Claus? ¿Han cambiado los valores que se esconden tras la festividad más famosa del mundo? ¿Quién se robó la Navidad?

No pretendo tener respuestas, pero sí que me planteo las preguntas, lo que leerán a continuación es eso, la búsqueda, debajo de mi árbol del sentido que tiene hoy la celebración invernal, al menos me dispongo a visitar sus múltiples transformaciones.

 Santa Claus no viaja en trineo sino en un camión de Coca Cola

Nos dice Marina Ramos, profesora de la Universidad de Sevilla en uno de los capítulos del libro 50 imágenes para la Historia de la Comunicación, que atribuir a Coca-Cola la creación de la figura de Santa Claus es una leyenda urbana que tiene elementos falsos y otros ciertos.

Nos recuerda la profesora que entre los siglos XIV y XIX, la mayoría de países europeos ya contaban con su propia versión de este personaje pero cada región le otorgaba un nombre diferente: Sinterklaas en Holanda o Père Noël en Francia.  Con su importación al continente Americano y su llegada a Nueva York, Clement C. Moore compone un poema “Una visita de San Nicolás” (1823)  que configura la los primeros cambios del gordo bonachón, de barba blanca y cachetes sonrojados,  así descrito a partir de entonces, sin embargo, se le describe como un “duende travieso”.

El ilustrador Thomas Nast de la revista Harper’s Weekly traduce estos atributos en imagen, sumando a ellos nuevas características,  un aspecto más redondo, el cinturón ancho con hebilla y el color rojo. Desde finales de siglo XIX Santa Claus se volvió estrella de la publicidad en EE.UU. Es en 1931 que aparece en un anuncio de Coca-Cola, el objetivo de campaña de la agencia D’Arcy y su ilustrador Haddon Sundblom era popularizar el producto ante el público infantil.

A partir de los dibujos de Nast y el cuento de Moore, Sundblom humanizó al personaje eliminando todo rastro de duende, lo hizo alto, 1,80 de altura aproximadamente e introdujo los elementos de identidad visual de Coca-Cola: los colores rojo y blanco, sustituyó la pipa por una Coca Cola.

Si seguimos la pista hasta aquí, para la mercadotecnia era ideal un personaje que encarnara la generosidad y conformara el afecto en un objeto. Por otro lado, se perpetua la idea de celebración en familia y la dádiva especial para los niños que representan la “joya” genealógica; también se consolida a los infantes como consumidor ideal al que la mercadotecnia cuida cada vez más pues su larga vida de consumo. El éxito de este anuncio logró que Sundblom fuese el ilustrador Coca-Cola desde 1931 hasta 1966. La imagen de Santa Claus más exportada la debemos a esos camiones rojos, anuncios y espectaculares que se conectan por todo el mundo.

El Santa Claus norteamericano, afirma la profesora sevillana,  es diferente porque no tiene referencias religiosas, es inclusivo, el perfecto ícono de la globalización. Poco a poco se fue eliminando su carácter punitivo y se sustituyó por una sonrisa amable y con una sensibilidad cada vez más generosa acorde a esta cultura materialista:

Santa Claus se convirtió en su principal embajador para llevar el mensaje de felicidad a todo el mundo. Por otro lado, y desde un punto de vista publicitario, Coca-Cola fue pionera en entender la marca y su publicidad como un instrumento cultural con el objetivo de conectar emocionalmente con los consumidores, algo que siguen haciendo en la actualidad. [1]

La muerte de Santa Claus y la apropiación de la familia

La publicación del anuncio de Navidad de John Lewis es una fecha determinante  en el calendario para los británicos, puede decirse que marca el inicio de la Navidad y se ha convertido en una tradición anual. Todos los anuncios de Navidad de esta tienda son  un gran tema de conversación y han atraído amplia cobertura mediática.  Se afirma incluso que desplazaron a los famosos camiones de Coca-Cola como símbolo de inicio de la temporada. La fórmula parece ser la narrativa emocional que descansa sobre una historia simple pero ingeniosa, que ha valido a las agencias publicitarias muchos premios y al almacén, un considerable aumento de ventas en esta época. Esto ha convertido a la campaña de John Lewis como referencia obligada para la industria en general.

El primer anuncio se lanzó en 2007 y costó 6 millones de libras. La estrategia parece refinarse con cada nuevo ejercicio; comenzó por dar el mesaje de la importancia de elegir un regalo de forma inteligente, luego, privilegió a quienes regalan con ingenio y así paulatinamennte, llegamos al niño interno, ese infante que nunca dejamos de ser. No aparecen las figuras tradicionales de la navidad, Santa Claus, renos, etc. En principio el mensaje giraba alrededor de ‘regalos inteligentes, pensar en el destinatario; poco a poco la estrategia se ha concentrado en los hallazgos del neuromarketing, una sola historia, carencia de precios y objetos. Se focaliza en la experiencia del consumidor, en la forma en que un regalo representa un recuerdo inolvidable, incluso un detonador que cambia vidas.

El neuromarketing y quienes gustamos de contar historias, sabemos gracias a los últimos hallazgos sobre el cerebro, que los seres humanos privilegiamos textos de un solo protagonista con el que podemos empatizar, y una emoción poderosa que nos haga fluir por la historia, una metáfora que quede resonando en nuestros recuerdos. Así, Man on the Moon, Monty the Penguin, Buster the Boxer y Moz the Monster son el alter ego de la infancia, ese amigo imaginario que simboliza una fuerte emoción: la soledad, el amor romántico, la inocencia o el miedo a la oscuridad, respectivamente. Nuestros cerebros responden intensamente a la interacción entre ese yo infantil y el amigo imaginario, una emoción que se desdobla y que aumenta el sentido de relevancia personal para el espectador, impulsando un compromiso emotivo profundo. El foco es elaborar un avatar que refleje al espectador, al cliente potencial. El mensaje quiere expresar que la marca sabe y entiende lo que sus clientes necesitan y desean, como resultado, pueden proporcionarles una experiencia inolvidable.

Este año, se elige a un personaje real, una estrella del rock que mira con nostalgia desde el viejo hasta el niño, nada más emotivo que el reconocimiento nostálgico del regalo que cambió su vida y lo “catapultó”al éxito ¿Poderoso no? A  continuación se muestra la tabla con las ligas a los videos y su descripción, un recorrido por la estrategia navideña que prescinde del hombre de rojo y pondera al niño que todos llevamos dentro, al final la apuesta es quizás “el regalo que da sentido a la existencia”:

Título y año: “Shadows” Sombras (2007)

Narrativa y protagonismo: Un grupo compradores vestidos de gris en una casa vacía colocan productos (una lámpara de escritorio, una computadora Mac, una bolsa de cuero…) en una pila cuidadosamente ensamblada que termina creando una sombra que parece una mujer paseando a su perro por la nieve. Música: Serenata matutina de Romeo y Julieta de Prokofiev. La Navidad de 2007 vio el primer anuncio televisivo de John Lewis en tres años, con una campaña de seis millones de libras. El comercial no incluyó las características distintivas de las campañas posteriores, como un desenlace emocional o una canción popular. Los protagonistas son los objetos y el sentimiento es el ingenio, la capacidad de regalar insinuando que se trata de todo un arte en sí mismo. La frase: “Para quien quieras llegarle esta navidad”. Dirección YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=7jACG8GKBLI

Título y año: “Clues” Pistas (2008)

Narrativa y protagonismo: Se trata de un montaje de personas de todas las edades y sus regalos ideales con el lema “Si conoces a la persona, encontrarás el presente”. Este comercial fue el primero en presentar el cover popular, en este caso “From Me to You” de The Beatles grabada por empleados de John Lewis. La pista completa se puso a disposición para descargar de forma gratuita en el sitio web de John Lewis con un incentivo para donar a Wallace & Gromit’s Children’s Foundation. Este comercial sigue cerca del anterior, los objetos siguen siendo importantes, aunque ya se da mayor relevancia a los “regalados” y se asoma la emoción con el cover musical. Pero  se sigue privilegiando el arte de regalar, ponderando la idea de  comprar el regalo perfecto, a diferencia del sentimientos cálido que representan la Navidad. Dirección YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=TmQ74XO_Fx0

 Título y año: “The Feeling” El Sentimiento (2009)

Narrativa y protagonismo: Fue un año crucial la estrategia comunicativa queda consolidada, destacó el espíritu y las emociones relacionadas con las emociones y la familia. Una serie de niños abren  regalos sintiéndose entusiasmados por lo que habían recibido cuando Sweet Child Of Mine cantada por Taken By Trees sirve de fondo. Por fin los protagonistas son “Los niños”. Al crecer cada uno logra recordar su enorme felicidad infantil al volver a tener en sus manos un obsequio similar al que recibieron en su niñez, o conservando el mismo que recibieron en años pasados y que tienen un lugar muy importante en los recuerdos. Los niños pequeños abren regalos que generalmente se entregan a adultos, como una máquina de café y una computadora portátil. Con el lema “Recuerda cómo solía sentirse la Navidad. Dale a alguien ese sentimiento”. “la escena final muestra a una chica desenvolviendo una cámara y convirtiéndose en mujer. Dirección YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=DZ7Rz2rmjck

Título y año: “A Tribute to Givers” Tributo a los Generosos (2010)

Narrativa y protagonismo: Es la primera vez que la compañía buscó la ayuda de un cantante famoso: Ellie Goulding quien cantó una emotiva versión de Your Song de Elton John (lo que podría ser evidencia del interés de la marca por este personaje que protagoniza  y canta la misma canción en 2018).   La narración gira en torno de personas diversas preparando regalos para sus seres queridos. En particular, dos padres intentan subir en secreto un caballo mecedora por unas escaleras mientras sus hijos ven la televisión. El anuncio concluye con un niño que lleva una media de regalos afuera a su perro mascota en la nieve, y lo cuelga en la perrera. Esto causó cierta controversia con los manifestantes de los derechos de los animales que se quejaron de que el animal se muestra  afuera en el exterior de la casa familiar pasando  frío. El slogan es: “Para aquellos que se preocupan por mostrar que les importa.” La cadena capitaliza su popularidad  y edita  un álbum de 11 canciones de rock, Reworked, que incluye todas las canciones usadas en los anuncios de televisión.  Actualmente su  lista navideña en Spotify es sumamente popular.  Dirección YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=j6RpdjG1Ee8

Título y año: “The Long Wait” La larga espera (2011)

Narrativa y protagonismo: La emoción de la espera. Un niño pequeño espera con impaciencia los días para Navidad. En la víspera, come su cena y se acuesta temprano para prepararse para el día siguiente. Cuando se despierta en la mañana de Navidad, el niño pequeño salta de la cama, corre directamente a través de una gran pila de regalos en el fondo de su cama y se dirige al armario. Luego se adentra en el dormitorio de sus padres, despertándolos para darles el regalo que él mismo envolvió y había estado esperando para darles. La música es “Please, Please, Please, Let Me Get What I Want”  cantada por Slow Moving Millie.  La frase publicitaria es: “Regalos que no puedes esperar dar”. Este anuncio se focaliza en un solo protagonista, un niño pequeño que, como tantos otros, está contando los días de Navidad con impaciencia. Golpean los dedos ansioso, mira por la ventana expectante, incluso trata de lanzar un hechizo al reloj para hacer que el tiempo vaya más rápido, no tiene suerte… pero, finalmente, llega el gran día. Y ahí es la mañana de Navidad y nos sorprende pues el niño no estaba esperando  abrir sus propios regalos, tenía un deseo mucho más hermoso, regalar a quienes ama, a sus padres. Dirección YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=pSLOnR1s74o

Título y año: “The Journey” El viaje (2012)

Narrativa y protagonismo: Este relato nos transporta a un mundo mágico, un hombre de nieve emprende  un épico viaje a través del río, la montaña, la carretera y la ciudad. El motivo, no se revela hasta la última escena, cuando lo vemos regresar en la mañana de Navidad para llevar el regalo ideal para la señora de nieve. El éxito de los personajes motivó la edición de un libro infantil que posteriormente integró una colección con las historias subsecuentes. La canción fue la primera de los anuncios en ser el single número uno del Reino Unido.  Gabrielle Aplin interpreta  Frankie Goes to Hollywood. Dirección YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=0N8axp9nHNU

Título y año: “The Bear and the Hare” El oso y la liebre (2013)

Narrativa y protagonismo: The Journey es una animación. Transmite la emoción tristeza  y soledad que puede  suponer estar lejos para compartir esta fecha importante con nuestros seres queridos. Finalmente, el protagonista se une con su amigo, la felicidad se apodera del personaje y de su amigo.  Es la historia de un oso que tiene como mejor amigo a una liebre. Cada que llega el invierno el oso tenía que invernar, y despertaba hasta que el invierno terminaba, por lo mismo siempre se perdía todas las navidades. Su mejor amigo la liebre pensó en regalarle algo especial para navidad. Cuando llegó el día,  la liebre solo veía como todos los demás animales abrían sus regalos con sus amigos. Cuando de pronto el oso aparece, su cara se ilumina con las luces del árbol de navidad, cuando en un flashback entramos a la cueva del oso, se ve el regalo que le dio la liebre, un despertador para que pudiera despertar y vivir la navidad por primera vez. La canción es “Somewhere only we know” de Lily Allen. El slogan es “Regala a alguien laNavidad que nunca olvidará”. Dirección YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=XqWig2WARb0

Título y año: “Monty the Penguin” Monty el Pingüino (2014)

Narrativa y protagonismo: Monty, el pingüino es el primero de sus anuncios que fue creado completamente a partir del monitoreo cerebral, utilizando la tecnología para analizar los patrones subconscientes de la respuesta cerebral, Neuro-Insight examinó la “Navidad de Monty” para rastrear los fundamentos emocionales de cada escena y su impacto posterior en la formación del recuerdo. Lo que descubrimos fueron fuertes picos de respuesta en los puntos clave de la narrativa, con una tendencia general ascendente a lo largo del anuncio, mostrando que el patrón narrativo era altamente atractivo, agradable , emocionalmente y convincente.. Monty  es un pingüino Adelaida, una especie descrita como “extraordinariamente parecidos a los niños El costo total de la campaña  fue de 7 millones de libras. La canción utilizada es “Real Love”, escrita en 1979 por John Lennon, interpretada por  Tom Odell.  La historia es la de un niño que tiene como amigo imaginario un peluche de pingüino (hasta el final sabemos que es un muñeco y no una mascota real), Monty. El animal acompaña siempre al niño que al final nota que el pingüino se siente solo, se distrae con todas las parejas románticas que encuentra, por tanto, el niño pide en Navidad para su  peluche una compañera. Como notamos, la constante es un niño o dos amigos y un regalo que determina la vida de quien lo recibe. Dirección YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=RSxOjBIjyhI

Título y año: “The Man on the Moon” El hombre en la luna (2015)

Narrativa y protagonismo: Es la historia de una niña Lily de seis años, la primera niña protagonista de estos anuncios. Lily intenta ponerse en contacto con un anciano que vive solo en la Luna. Sus atentados por captar la atención del hombre fallan hasta que ella le envía por medio de un globo en entrega especial, un telescopio. Finalmente el hombre puede ver la Tierra en la noche de Navidad y a la niña por supuesto. El eslogan para el anuncio es “Muéstrale a alguien esta Navidad que lo amas”. La compañía se asoció con la organización benéfica  para ancianos Age UK. Fue el primero de los comerciales de la marca dirigido por una mujer, Kim Gehrig, costó alrededor de £ 7 millones.  La canción que usó fue  “Half the World Away” interpretada por la cantante noruega Aurora de Oasis.  Junto con el anuncio, John Lewis lanzó una aplicación que rastreaba el calendario lunar durante los 49 días próximos allanzamiento. A pesar de ser una conmovedora viñeta sobre un anciano solitario, la respuesta del público fue tibia, y muchas personas consideraron que el ambiente era demasiado sombrío.”La estrategia detrás de nuestras campañas es siempre sobre regalos inteligentes”.  La filmación de estos anuncios generalmente se lleva a cabo en julio de cada año y el número de personas “informadas” se mantiene en un mínimo absoluto para garantizar que no haya fugas de información y se arruine la sorpresa. Dirección YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=wuz2ILq4UeA

Título y año: “Buster the Boxer” Buster el perro bóxer (2016)

Narrativa y protagonismo: Es la historia de una niña llamada Bridget a quien le encanta brincar.  Pasa las horas, brincando sin parar en su cama mientras su perro Buster la observa. Finalmente, en la víspera de Navidad, el padre de la joven construye un trampolín en el jardín, dos zorros y un tejón comienzan a saltar en él, luego se unen dos ardillas y un erizo. Mientras los animales juegan, Buster observa desde la sala de estar. El día de Navidad, la niña baja las escaleras y entra en el jardín para encontrar el trampolín. Intenta subir cuando Buster irrumpe delante de ella y agarra el trampolín para él. Bridget se sorprende mientras, Buster salta con fervor, nos muestra algo tan inocente y alegre como un animal brincando, en un intento por recordarnos que aún queda algo bueno en el mundo.   Sacaron una línea de peluches de los diversos personajes de los anuncios y una parte de las ganancias de las ventas fueron donadas a The Wildlife Trusts.  La música para la campaña fue “One Day I’ll Fly Away” de Randy Crawford, interpretada por la banda electrónica inglesa Vaults. Dirección YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=4qo27xcVS5I

Título y año: “Moz the Monster” El monstruo Moz (2017)

Narrativa y protagonismo: Cuenta la historia de un niño que teme a la oscuridad, un monstruo llamado Moz vive debajo de su cama. Asustado por la oscuridad, el niño mira debajo de su cama una noche para descubrir que Moz está descansando allí. Aunque al principio el niño está asustado, luego irritado por las travesuras del monstruo, los dos se convierten rápidamente en amigos, sin embargo, al mantenerse despierto cada noche para jugar con Moz, el niño se cansarse en el día, se queda dormido en todas partes, desde la peluquería hasta a escuela y sus partidos de futbol. Esa Navidad, el niño encuentra un regalo debajo del árbol que su familia no parece reconocer.  Por ello,  en la Navidad encuentra una lámpara que proyecta estrellas y esto ahuyenta al monstruo y el niño ahora puede dormir tranquilo. Una vez que apaga su luz y antes de dormir, se da cuenta de que Moz todavía está allí, después de todo. Frase publicitaria: “Regalos que iluminan su mundo” La música es una versión de “The Golden Slumbers” de The Beatles, interpretada por la banda Elbow.  Tras el estreno, el autor Chris Riddell acusó a John Lewis de plagiar elementos de su libro para niños de 1986, Underbed. John Lewis  se defendió afirmando que las historias respectivas eran “completamente diferentes”  y que los monstruos debajo de la cama son un concepto común objeto de numerosas obras.  Este comercial tuvo menor impacto que cualquiera de los cinco anuncios de Navidad anteriores. Dirección YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=Jw1Y-zhQURU

Título y año: “The Boy & The Piano” El niño y el piano (2018)

Narrativa y protagonismo: La versión de “El niño y el piano” desnuda los elementos básicos de estas campañas y quizás, los portadores de mayor emotividad: la música y el niño que llevamos dentro. La baja popularidad de Moz el mnstruo llevó a John Lewis decidió contratar a Sir Elton John. The Boy & The Piano se convirtió en la idea creativa después de elegir entre más de 300 guiones. El anuncio es, probablemente el menos navideño de todos, lo que ayudará a que resuene más allá del período festivo (y hasta el próximo año cuando Elton John eprenda su última gira). La narrativa se basan en los grandes momentos de la carrera de Elton.  Comienza con Elton tocando las notas iniciales de “Your Song”, luego recuerda su vida y su carrera en retrospectiva, y finalmente culmina  el día de Navidad en la década de 1950, cuando recibió de su madre un piano, mostrando con ello, con más fuerza que las campañas anteriores que un regalo puede marcar tu vida, incluso determinar el “éxito”.   2018 fue un año especialmente difícil para muchos comercios, tal es el caso de Toys ‘R’ US la cadena de jugueterías que  tuvo que cerrar  sus tiendas. John Lewis no ha sido inmune. Su propietario, vio caer sus ganancias en un 99% en la primera mitad del año. Pero mientras otros minoristas retiraron el gasto en publicitario concentrándose en los productos y el precio, John Lewis confía en el valor en la narración emocional y el gran spot televisivo. “Lo que hemos encontrado en los últimos 10 años es que este tipo de publicidad, que se conecta con las personas en un nivel emocional, es realmente lo más poderoso en Navidad. La forma en que la publicidad funciona más intensamente es contando una historia”. Como estrategia complementaria, y a diferencia de la presencia del típico Santa Claus, la tienda juega con la marca  “John Lewis” y la sustituye por sólo “John” para aludir al protagonista y “tocayo” de sus anuncios. Pero la estrategia más novedosa fue la decisión de permitir a los empleados  publicar el anuncio primero en sus redes sociales antes del lanzamiento oficial de YouTube. Dirección YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=mNbSgMEZ_Tw

Triunfo del niño que llevamos dentro

Existen dos anuncios más que se estrenaron esta temporada y que son termómetro de valores contemporáneos, Por un lado está el Santa Claus de Mc Donalds en donde un delgadísimo Santa Claus muy preocupado por sus  renos a quienes nadie deja nada de comer los lleva a Mc Donalds para recoger un saco de zanahorias con lo que nos muestra la preocupación de la marca por la comida sana, la figura esbelta y la tan postmoderna preocupación por los animales[1]. Triunfo del narcisismo, la mayor ternura hacia nosotros mismos.

Otra narrativa popular es el anuncio de Ikea[2] “¿Te jugarías la cena de Navidad con tu familia? Se trata de una especie de programa de concurso donde un grupo de familias se reunen en diversas mesas para  cenar, al mismo tiempo que se les hacen diversas preguntas, la primera ronda consiste en preguntas que semiten al conocimiento de las redes sociales, nadie se equivoca aquí. La segunda ronda aborda preguntas sobre cuestiones personales de los integrantes de la familia: ¿Cuál fue el baile de bodas de tus padres? ¿Por qué no pudo ser futbolista tu padre? etc. Lamentablemente los participantes descubren que saben poco o nada de sus seres queridos, mientras resultan expertos en trivialidades del mundo del espectáculo y las redes. La crítica a la tgecnología es pegadora, de nuevo pocos elementos provenientes de la navidad tradicional. Los protagonistas son las familias quienes sentados en las cómodas sillas y mesas Ikea nos “venden” la crítica y posicionan a su producto como socialmentte responsable.

El triunfo del  individualismo es patente, el niño narcisista que nos habita es el más conmovedor de todos los personajes, y si esto se acompaña de un hit musical, de animalitos bondadosos y de una causa social que gana algún beneficio mientras el promotor deduce impuestos, la canasta navideña se ve completa.  Así, esta celebración ha permeado desde los mitos, la religión y el mercado, adoptando el rostro del personaje más acorde a los valores de la época.: Un obispo, el niño Jesús, un duende, Santa Claus, objetos y mascotas mágicas, familias, celebridades, el dulce niño o niña que llevamos dentro.

Mi niño interior, el Santa Claus en mi mesa y el gran árbol que en estos momentos se llena de luces, con esferas de Sully que tanto se parece a Moz; de pinguinitos como Moty y la lista navideña de Spotyfy de John Lewis, no impiden que goce de esta fiesta un año más aunque la pregunta siga siendo ¿Quién se robó la Navidad?


Referencias:

Ramírez Alvarado, María del Mar y María Ángeles Martínez García (coords.) 50 imágenes para la Historia de la Comunicación. Imago Mundi, Tirant Humanidades, Valencia, 2017

John Lewis & Partners Christmas advert

https://en.wikipedia.org/wiki/John_Lewis_%26_Partners_Christmas_advert

CASE STUDY, Cannes on the brain: The neuroscience behind John Lewis Monty the Penguin 29TH JULY 2015

https://neuro-insight.com/video/cannes-on-the-brain-the-neuroscience-behind-john-lewis-monty-the-penguin/

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password