Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

¿Qué trae el Presidente con Banxico?

El presidente López Obrador no le perdona al Banco de México no haberle dado un remanente a su gobierno. En su mañanera, el mandatario de plano dijo que el Banco de México pudo destinar los remanentes “a ayudar con las vacunas, recursos etiquetados”. Ahora resulta que es culpa del insensible banco central la falta de vacunas, cuando  es un tema de gasto público y un manejo muy controvertido del gobierno en el combate a la pandemia.

Sigue sin entenderse la autonomía del Banco de México. Sigue sin comprenderse que la autonomía es con reglas, que están por ley, y tienen como objetivo constitucional el preservar el valor adquisitivo de la moneda para brindar estabilidad financiera.

La estabilidad no se logra saltándose las leyes ni siendo discrecional, dando remanente cuando no se puede.

DÍAZ DE LEÓN, NO HAY DISCRECIONALIDAD

López Obrador también la tomó contra el gobernador del Banco de México (el Presidente le dice director, cuando es gobernador, por ser autónomo). De Alejandro Díaz de León dijo que había estado en los gobiernos neoliberales, que era amigo de Luis Videgaray y de José Antonio Meade (¿dónde está el delito?). Que había sido director de Nafin (otra falla, fue director de Bancomext). El Presidente deslizó que Díaz de León le hubiera dado remanente a otros gobiernos, a los neoliberales, a los del pasado, pero no al gobierno de la 4T

Sin embargo, el remanente se maneja con reglas transparentes, sin discrecionalidad.

Al final del ejercicio anual, si el banco central tiene un saldo a favor, se revisan adeudos y capital contable. Si sobra,  el remanente ayuda a resarcir el pago de la deuda y mejorar el balance fiscal del gobierno.

POR TIPO DE CAMBIO NO HUBO REMANENTE

En 2020, el Banco de México no tuvo gran saldo a favor. ¿Por qué? Por la buena cotización del peso. El instituto central invierte sus activos en monedas extranjeras, sobre todo en dólares, y el dólar no se movió al final del año, no hubo fuertes ganancias cambiarias. El saldo positivo del Banco de México fue de 165 mil millones de pesos, una parte se utilizó para amortizar pérdidas de ejercicios anteriores, y otras para capitalizar el banco (tal como viene en su ley que debe hacerse). No sobró, no hubo remanente para dar al gobierno.

RESERVAS SE INVIERTEN EN ACTIVOS EXTRANJEROS SEGUROS

El Presidente se fue contra las reservas internacionales. Que el Banco de México debería informar cómo se invierten y en qué. Eso es conocido: las reservas internacionales se invierten en activos internacionales, en activos seguros como los Bonos del Tesoro de EU, pero también en yenes y euros. Si hay un problema externo, de menor flujo comercial o balanza de pagos las reservas entran. Ahí están las reservas para solventar pagos internacionales, y con ello, combatir ataques especulativos contra el peso fortachón, el cual suele ser presumido por el Presidente y tiene que ver con el actuar del Banco de México.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 21 de mayo de 2021. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password