Cinque Terre

José Antonio Crespo

[email protected]

Investigador del CIDE

¿Qué datos tiene? Los que usted diga, señor presidente

Al dar a conocer la Auditoría Superior de la Federación (ASF) su informe de 2019, que pone en una situación complicada al gobierno, muchos celebramos que mantuviera su autonomía institucional, más allá de que el contenido de tal informe no fueran buenas noticias en términos del supuesto avance contra la corrupción, el despilfarro y la opacidad. La ASF ha sido pieza importante en el entramado de pesos y contrapesos, vigilancia mutua y rendición de cuentas que es esencia de la democracia. Igual que con otras instituciones, es perfectible, pero su debilitamiento, pérdida de autonomía o eventual desaparición (como ya ha ocurrido con otros organismos), no es lo más adecuado para el avance político del país.

CIUDAD DE MÉXICO, 03ABRIL2019.- FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM

Todos sabían que ante el informe, el presidente lo descalificaría y nos comunicaría que él tiene otros datos, los buenos, lo que nunca da a conocer pero deben constituir materia de fe. Pero poco después de la tarde del mismo lunes 22, la ASF ya había claudicado en el tema más molesto para la presidencia: los gastos de cancelación del NAIM de Texcoco. Señaló que había errores metodológicos y que la cifra anunciada ($332 mil millones) no era la buena, sino otra menor. Suponemos que será muy menor, pues de lo contrario no se justifica ese comunicado formal. Habrá que ver de qué tamaño es el descenso de esa cifra, y qué tan lejana es con los datos de AMLO (si alguna vez los da a conocer, cosa dudosa).

Nunca antes había ocurrido algo semejante con la ASF. ¿Cómo se explica? Hay al menos tres posibilidades lógicas, que distintos públicos validarán o descalificarán a partir de sus percepciones personales.

1) En verdad la Auditoría se equivocó, al aplicar una metodología errónea. Me parece poco creíble esa explicación, pues no veo que nadie en la institución se haya percatado de lo que sería un error garrafal antes de ser divulgado. ¿Cuánta gente podrá creer en esta explicación? Supongo que no mucha, pues realmente suena inverosímil.

2) El auditor conspiró con los adversarios del presidente para inventar esa cifra con vistas a debilitarlo. No lo veo en absoluto, pues tal jugada sería rápidamente descubierta y probablemente sería un tiro por la culata tanto para el auditor como para sus cómplices en esto. Pero es la tesis oficial de AMLO, y probablemente le dará crédito la mayoría de sus incondicionales.

3) Ante el desafío del informe, sobre todo en un tema tan sensible como el del NAIM (símbolo fundador de este gobierno), el gobierno reaccionó advirtiéndole al auditor que, o modificaba esa cifra o alguna represalia sobre-vendría (quizá sólo su remoción, que depende de la Cámara Baja controlada por Morena). El auditor se dobló, y de inmediato aceptó haberse equivocado. Probablemente ahora ahí se está viendo la maroma necesaria para hacer creíble ese viraje monumental, así como determinar un monto que resulte aceptable a la presidencia.

Desde luego, supongo que la mayoría de críticos y disidentes de López Obrador suscribirán esta última explicación. Sería bueno que alguna encuestadora preguntara cuál de estas tres explicaciones (u otras) le resulta al público más creíble, para al menos calcular su alcance y eventual impacto político. Recordemos que en política suele importar más la percepción que la realidad, y este me parece uno de esos casos. Me parece también que bajo cualquiera estas explicaciones el auditor debería renunciar o ser removido; en el primero por incompetencia e irresponsabilidad; en el segundo por una acción facciosa, y en el tercero por doblarse ante la autoridad. Pero en este último caso quizá la moneda de cambio es la de permanecer en el cargo por haber complacido al presidente. Cualquiera que sea la verdad, la ASF sufrirá un duro golpe a su credibilidad y autonomía, sea por incompetencia, por faccionalismo o por sumisión, según la convicción de cada quien. Es otro fuerte retroceso en el largo y difícil camino de construcción democrática en nuestro país.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password