Cinque Terre

Alejandra Escobar

[email protected]

Editora de etcétera

Presidente López Obrador: ¡deje de besar a las niñas!

He visto durante todo este sábado la imagen y video del presidente de Andrés Manuel López Obrador besando a una niña guerrerense de cuatro años. Once segundos ocupa para jalar a la menor de edad, cargarla, besarla y devolverla a los brazos del padre; instantes después besa a otra niña con discapacidad, luego una más que se encontraba a un lado y, antes de abordar su camioneta, besa a otra niña ante los gritos de una mujer (que podría ser la madre) y el llanto y gritos de la menor.

Este no se trata de un acto aislado, en toda su carrera política López Obrador ha buscando la foto con los ancianos que se aproximan, el desvalido o los niños que acercan los padres y éste besa. ¿El objetivo? El de todo político, la propaganda.

Por eso el video que el propio López Obrador publicó la mañana del sábado en sus cuentas en redes sociales es otro acto propagandístico pero además de ello, se trata de un acto irresponsable, por salud pública, por infringir los derechos de los niños y por lo espantoso que resulta en tiempos en que las mujeres mexicanas exigen un alto a la violencia de género.

Salud pública, porque a escasos metro y medio de él, el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, ha pedido a los mexicanos en las mañaneras evitar el contacto físico ante la pandemia global causada por el coronavirus, es decir, los besos y abrazos que el mandatario gusta en repartir todos los fines de semana en los actos públicos que encabeza. Ya suman tres los fines de semana donde López Obrador ignora las recomendaciones de su propia instancia de Salud por el Covid-19.

El presidente, asimismo, infringe los derechos de los niños, tres principalmente: el derecho a la intimidad, al usar su imagen como propaganda; el derecho a la protección de la salud y a la seguridad social, por lo arriba mencionado; y el derecho a la libertad de convicciones éticas, pensamiento, conciencia, religión y cultura, porque en ningún momento los niños, sin presiones, expresan claramente su decisión de acercarse a él.

AMLO, en antifeminista

En tiempos donde las mujeres mexicanas han encabezado protestas históricas para decir ¡basta! a la violencia de género, el presidente sigue sin escuchar y hacer conciencia sobre lo que las movilizaciones significan.

No por nada se elevó el lenguaje en redes sociales este sábado 14 de marzo hasta llamarlo “pedófilo”.

Hay que tener muy malos estrategas en comunicación política o estar lo bastante cegados y querer sólo fortalecer la propaganda para permitir que la imagen de una niña siendo besada, sin su consentimiento expreso, se coloque como ejemplo de popularidad.

Ahí está el doctor, doctor en fanatismo amlista presumiendo en su cuenta de Twitter el video para decir cómo es que la popularidad de López Obrador no ha disminuido.

Presidente López Obrador: De los 3 mil 297 feminicidios ocurridos entre enero de 2015 y julio de 2019 registrados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, 317 han sido contra niñas de entre 0 y 17 años, casi el 10%.

Asimismo, según datos de Save the Children, México es el primer país emisor de pornografía infantil; 20 mil niños y niñas son captados por redes de trata de personas y 45 de cada 100 son niñas indígenas, y 4 de cada 10 delitos sexuales son en personas menores de edad, entre otros datos¹.

Presidente López Obrador: Usted no puede besar a niñas y con ello facilitar que, con su ejemplo, cualquiera sienta que tiene el derecho de hacerlo.

La irresponsabilidad de los padres

En todo esto hay que subrayar además la irresponsabilidad de los padres de llevar a sus hijos menores de edad a actos o apariciones presidenciales y, con ello, exponerlos al riesgo de que puedan perderse o puedan ser robados. Según el balance anual de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), en promedio, diariamente en el país desaparecen cuatro niños. Desde el año 2000 hay más de siete mil casos de niñez desaparecida².

Aunado a ello, los niños están propensos a sufrir desmayo, asfixia, golpes y a ser expuestos mediáticamente, un tema del cual han alertado organizaciones que defienden los derechos humanos porque son los propios padres quienes también transgreden el derecho a la intimidad de sus hijos al comprometerlos ante los medios de comunicación y las redes sociales³.

“Mi hija quería saludar al presidente, quería abrazarlo, entonces yo le di mi hija al presidente para que la abrazara”, relató en un video colocado en su cuenta de Facebook, Zuriel Díaz Cruz, padre de la menor guerrerense que López Obrador besó durante 11 segundos.

En el video, el señor alaba al Ejecutivo con frases como “el hombre más amado y más querido por todos los mexicanos”, y defiende el acto. “Con gran emoción y alegría la gente de esta tierra, le tiene un gran aprecio, y nosotros le tenemos un gran cariño al presidente por las cosas que está haciendo. El día de hoy, emocionados, también esta pequeña niña que es mi hija, fuimos con mucha emoción hasta las puertas donde él se hospedó (…) a saludarlo”.

Luego, a nombre de la niña, que no opina, el padre dice que la cara de desagrado captada en el video e imágenes, fue producto de la multitud: “En esa fotografía se aprecia una cara diferente a la alegría, pero quiero decirles que esa cara es por la multitud que había, ella sintió un poco de nerviosismo pero ella estaba muy contenta y nosotros queremos al presidente”.

Enseguida, el señor ocupa los famosos adjetivos de la 4T: “Ante cualquier desinformación que tenga la derecha, nosotros podemos decir que queremos mucho al presidente (…) esa gente que se dedica a difamar al presidente, a tratar de desprestigarlo por el gran trabajo que está haciendo en México”

Y al final, obliga a su hija a mandarle un mensaje efectivo al ejecutivo:

-Envíale un mensaje al presidente, mami. ¿Lo quieres mucho?

La menor asiente, sin hablar.

-A ver dile: presidente lo quiero mucho

-Presidente lo quiero mucho, repite la menor.

No soy psicóloga, así que dejaré para otros el análisis exhaustivo del comportamiento de la familia en el video, sólo subrayo que en los 2 minutos con 36 segundos que dura el video, el señor Díaz Cruz sujetó con su brazo a menor sin darle oportunidad de correr o comportarse con libertad.

Presidente López Obrador: A las niñas no se les besa, no se les toca, a las niñas se les respeta, a las niñas no se les obliga a besar a adultos (de igual forma a los niños). A las niños se les enseña a decir no, y sobre todo a las niñas, a las niñas y niños se les enseña a tomar decisiones correctas, a las niñas y niños no se les viola su intimidad. Usted, como estado, tiene la obligación de otorgar a las menores una vida libre de violencia.

Presidente López Obrador: ¡Deje de besar a las niñas! ¡Con los niños no!


https://www.savethechildren.mx/sci-mx/files/76/76f9829b-4ba5-47b6-bf24-b508abcbfeda.pdf

https://www.etcetera.com.mx/nacional/ninos-desaparecidos-asesinados-invisibles-proyectos-amlo/

https://www.bbc.com/mundo/noticias-44210074 // https://www.elmundo.es/sapos-y-princesas/2018/02/12/5a80dc6122601db20e8b4658.html

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password