Cinque Terre

Arouet

¿Pelé o Maradona?

El fanatismo achica al ser humano, en todos los órdenes. Pongamos el fútbol y cómo los argentinos convirtieron en Dios a un genio del deporte que, sin embargo, no tuvo la estatura emocional para procesar su relevancia para millones de personas. Maradona se creyó Dios y así justificó la trampa y consumió drogas. Jugó drogado un partido del mundial (no sabemos si en más encuentros) y apoyó dictaduras. Se exhibía así, drogado. Cuando murió el pueblo argentino sintió una tragedia y, más allá de sus cualidades como futbolista, lo santificó. Junto con ello enfureció frente a las críticas a Diego por tramposo, drogadicto y además violento. No aceptó las bromas, además. Qué pequeña afición, más cerca de ser feligrés que de disfrutar la práctica de cualquier deporte.

Edson Arantes Do Nacimento, en contraste, nunca tradujo la raíz de su pobreza en soberbia. Esquivó la política porque dijo que no entendía nada. Hizo lo que sabía hacer y jugó. Fue tricampeón del mundo y siempre animó a su equipo. Ayudó más a su país así que siendo protagonista de trifulcas o diferencias políticas. Pelé siempre fue un ejemplo para los niños.

Comparar a Diego con Pelé tiene poco sentido. Fueron momentos distintos y ritmos igualmente diferentes. A mí me gusta mucho más el brasileño quien hizo varias jugadas similares a la que muchos bautizaron como el gol del siglo, hecho por el Pelusa en el mundial de México 86. El Brasil de 1970 me parece mucho más completo que Argentina en 1986. Pero de algo sí estoy seguro: Pelé es mucho mejor persona.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password