Cinque Terre

Rubén Cortés

Periodista y narrador. Director General de La Razón

Pasión por reservar la información

Deja un rico precedente el actual intercambio entre el INAI y la Presidencia, sobre los detalles por los que Eduardo Medina Mora renunció como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a raíz de una solicitud de información de un ciudadano.

Aunque el gobierno omitió dar a conocer “las causas graves” por las que el Ejecutivo aceptó la renuncia de Medina Mora, sí divulgó la carta que el ministro en retiro presentó al 3 de octubre pasado. Se trata, sin dudas, de un proceso incompleto, pero es un avance.

Sobre todo porque durante la actual administración se vive una especie de frenesí por preservar información durante años casi cualquier tema, lo cual también fue característico cuando este grupo de poder gobernó el DF (2000-06).

Pero, veamos, a vuelo de pájaro, los disímiles asuntos que ameritan resguardo especial por parte de esta administración:

–Por motivos de seguridad nacional, la Secretaría de la Defensa reservó por cinco años la bitácora del vuelo que trajo desde Miami los restos del cantante José José, en avión de la Fuerza Aérea Mexicana, a un costo de un millón 239 mil 796 pesos.

–Porque la información podría ser usada por criminales, la Secretaría de la Defensa reservó por cinco años todo lo relacionado con plan maestro, proyecto ejecutivo, el diseño, construcción, operación y finanzas del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía.

–Porque esa información “comprometería a la seguridad nacional”, el Cisen reservó por cinco años toda la  información relacionada con las actividades de Morena, en respuesta a una solicitud de información hecha por EL UNIVERSAL.

El diario pretendía conocer los expedientes que el Cisen elaboró sobre Morena, pero el organismo de inteligencia consideró que “se ponen en riesgo la integridad, estabilidad y permanencia del Estado para salvaguardar la gobernabilidad democrática”.

–Por entender que pondría en riesgo a la tripulación que hizo el operativo, la Secretaría de la Defensa reservó por cinco años la bitácora de viaje que realizó el avión de la Fuerza Aérea para traer desde Bolivia al expresidente Evo Morales.

Se trata de razones de seguridad nacional, aunque reservar es común entre quienes gobiernan hoy: en el GDF de 2000 al 2006, la Contraloría resguardó información que debía ser pública porque “podía dañar el prestigio y popularidad del Jefe de Gobierno”.

Además, blindó todo lo relacionado con el Padrón de beneficiarios del Programa de Adultos Mayores, Madres Solteras y Discapacitados, Segundos pisos del Periférico y Distribuidor Vial San Antonio y Fideicomisos para obras públicas.

Se entiende que alguna información pueda ser delicada, pero esta pasión por reservarla afecta el derecho de los ciudadanos a saber, para poder juzgar a quienes los gobiernan.

Porque información es poder…

Para todos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password