Cinque Terre

Alejandra Escobar

[email protected]

Editora de etcétera

El paralelismo entre AMLO y Hugo Chávez: “Vamos a vender el avión presidencial”

“Vamos a vender el avión presidencial”, ha sido desde 2015 la proclama de Andrés Manuel López Obrador rumbo a los comicios de 2018. En tres años de giras nacionales como dirigente de Morena y campañas estatales, ha pronunciado el mismo discurso una y otra vez, mítines, televisión, radio, Internet, redes sociales.

Dos décadas atrás hubo otro personaje que hizo lo mismo, en 1998 durante su campaña presidencial Hugo Chávez prometió la venta de aviones de Petróleos de Venezuela (PDVSA). Un año después, ya en el poder, con los aviones detrás y con las cámaras en vivo anunció la venta de 23 aeronaves, las cuales, según él, eran usadas para fines no oficiales.

Permanece en línea la noticia transmitida por Globovisión: “La flota de aviones del Estado del presidente Chávez decidió vender 23 aeronaves. El dinero, 15 mil millones de bolívares irá al fondo único social, preescolares y ambulatorios se construirán con lo recaudado”.

“Dos mil 554 millones de bolívares”, presumía con cheque en mano el finado Chávez un 14 de septiembre de 1999. “Ahí está un avión que se va a vender que es de la Presidencia de la República, para comenzar dando el ejemplo en casa, si hubiese que vender otro pues será vendido, esta es la primera fase”, enfatizó y enseguida las frases cautivadoras, el populismo chavista: “Y para qué, para qué pensadores, y para qué el petróleo, y para qué el oro, y para qué estas cámaras, y para qué este traje, y para qué estos aviones, y para qué nosotros, incluso, si millones de seres humanos, hermanos nuestros se debaten en la miseria”.

Hugo Chávez, según constatan registros de la prensa, no solo no vendió las otras 15 aeronaves, años después adquirió más, de combate y para las interminables giras que emprendió en sus 14 años de régimen. Sólo en 2001, por ejemplo, compró un Airbus ACJ-319 que costó aproximadamente 61 millones de dólares; a este precio hay que sumar 15 millones por modificaciones.

“Vamos a terminar con lujos, no voy a subirme al avión de Peña Nieto, un avión que dejó comprado Calderón, que vale siete mil 500 millones de pesos, un insulto para el pueblo habiendo tanta pobreza”, apenas pronunció este fin de semana  López Obrador en un mitin desde Miahuatlán, Oaxaca.

“Vamos a vender toda la flotilla de aviones, de helicópteros del gobierno, tienen 54 jets, compraron en este sexenio seis jets cada uno (vale) mil millones de pesos. Tienen 118 helicópteros, utilizan los helicópteros hasta para ir a jugar golf y están comprando ocho helicópteros artillados a Estados Unidos para la Marina, que van a costar 25 mil millones de pesos, esa compra se va a cancelar. No queremos la guerra, no queremos el armamentismo”, recalcó.

“Si yo a los dos años resulta que soy un fiasco, un fracaso, o cometo un delito, un hecho de corrupción o algo que justifique mi salida del poder antes de los cinco años yo estaría dispuesto a hacerlo”, dijo en entrevista Hugo Chávez en su campaña electoral.

“No les voy a fallar porque ya me comprometí a que me voy a someter a la revocación del mandato, cada tres años se va a llevar a cabo una consulta cuando se celebren las elecciones intermedias va a venir una boleta donde se les pregunte a los ciudadanos ¿quieres que continúe el presidente o que renuncie? El pueblo así como pone quita”, también enfatizó el tabasqueño este sábado en campaña.

Hugo Chávez prometió acabar con la corrupción, con la pobreza, con el hambre, hoy Venezuela vive en la miseria. López Obrador dice que acabará con la corrupción y la pobreza, ¿su método? la vieja fórmula ineficaz, el absoluto nacionalismo, ahí está Venezuela, ahí está Cuba.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password