Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Obregones. Cómo no se nos ocurrió antes…

Layda Sansores en la alcaldía Álvaro Obregón asiste a las juntas vecinales, es atenta, y los vecinos ven en ella alguien que quiere velar por un tema clave como es la seguridad.

La alcaldesa ha buscado crear Pilares (centros deportivos y culturales) en zonas marginadas. Todo parecía marchar bien… Hasta que llegaron los obregones. La alcaldía Álvaro Obregón decidió crear (¿por qué no?) su propia moneda. ¡¿Por qué no se nos había ocurrido antes?!  Vaya, a la alcaldesa ya no le importará su falta de presupuesto. Tiene su propia moneda para hacer frente a las necesidades sociales. Emulando a cualquier general revolucionario que en el siglo pasado emitía su propia moneda, hoy en la demarcación ya fabrican su propio “dinero”.

FRAUDE, NO SON INTERCAMBIABLES POR PESOS

El problema con los obregones es extremadamente sencillo: son un fraude. Cuando se traten de intercambiar por pesos mexicanos nadie se los va a aceptar. Aunque no faltará quien haga negocio y, acudiendo a alguien inocente, le intercambie un obregón por un peso y se quede con los que sí valen: con los pesos.

El defensor de esta medida –la de crear obregones– es un maestro en Ciencias Económicas por el Politécnico, Víctor Bernal, quien ha defendido su moneda diciendo que se trata de circularla únicamente en la alcaldía, para favorecer el comercio y la economía local. Se trata, dice, de generar identidad y confianza.

Pues no. Más bien se trataría de obligar a los comerciantes y productores locales a intercambiar, forzosamente, entre los integrantes de la alcaldía.

Algunos comerciantes, en tono de mofa, dijeron de inmediato: nos están dando panchólares (las moneditas de Pancho Pantera). Es como el dizque dinero que creas en una kermés o fiesta escolar, que, cuando sales de ella,  nadie te quiere cambiar los papelitos.

BANXICO SÍ RESPALDA AL PESO, EN MÉXICO Y EL MUNDO

En cambio, el Banco de México sí respalda al peso. Es una moneda de uso común y corriente que puedas intercambiar en todo el país y todo el mundo. El peso mexicano es la moneda más negociada de economías emergentes en el planeta. Tiene valor. La autonomía del banco central, además, le brinda al peso mexicano una mucho mayor seguridad, pues  tiene como principal objetivo constitucional preservar el valor adquisitivo de la moneda.

Por lo pronto, en la alcaldía Álvaro Obregón ya repartieron 60 mil obregones en La Araña, una de las comunidades marginadas de la alcaldía. Y lo peor, les dijeron a los comerciantes que tienen equivalencia de un obregón por un peso. Eso es mentira. Es crear dinero de la nada, lo cual no existe. Supuestamente parte de un experimento local a través del cual se quiere fomentar identidad. Lo único que se está haciendo es obligar a tener intercambio sólo entre esa comunidad. Ese no es dinero, es una fantasía, papelitos sin ningún valor… Un fraude. Existen otras maneras de sacar adelante las economías locales. Por ejemplo, con programas productivos y mejoras en escuelas, centros de salud y espacios comunitarios.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 9 de diciembre de 2019, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password