Cinque Terre

Julián Andrade

Escritor y periodista.

Nunca fue el huachicoleo

El presidente Andrés Manuel López Obrador confesó que ocultó, a finales de diciembre y principios de enero, que Pemex contaba con un inventario de gasolina para solo una semana. Dijo que lo hizo así “para no dar pretexto a los conservadores”, los que, según él, habrán utilizado esos datos para atacar, porque no quieren el bien de México.

Es una declaración que puede tener consecuencias graves, porque ya no habrá modo de tener certeza sobre la información que se proporciona en las conferencias de la mañana. Es delicada, porque en los centros de inversión, y sobre todo en los extranjeros, se requiere de datos que se puedan corroborar.

Es evidente que el anuncio y la implementación de la estrategia contra el huachicoleo, se utilizó como cortina de humo para desviar la atención y no centrar el debate en la ineficiencias en la compra de gasolinas en el exterior, en los problemas logísticos de distribución y en una caída de la producción.

En aquellos momentos de crisis, no pocos analistas advirtieron de los barcos que estaban esperando descargar las gasolinas. La respuesta, para ellos, fue que se habían cerrado los canales de distribución para evitar el robo, para terminar con éste.

Es triste, por los miles de ciudadanos que actuaron de manera ejemplar, haciendo colas durante horas para poder cargar combustible, con la idea de que se estaba colaborando para terminar con una mafia. Hubo quien inclusive equiparó el momento a una nueva expropiación petrolera.

FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO.COM

Las largas esperas eran vistas como una convicción cívica y como una herramienta, una más, para hacer frente a los mafiosos, para plantarles cara y no permitir que se llevaran “lo que es nuestro”.

Terrible por los muertos en Tlahuelilpan, que desesperados acudieron a la ordeña de un ducto, para hacerse de un producto en ese momento escaso.

Tiene un alto costo, porque se desató una ola de violencia en las regiones de operación de grupos criminales dedicados al robo de combustibles y en particular en Guanajuato.

Para colmo, durante el primer trimestre de 2019, la ordeña de ductos continúo y se tienen datos de 4 mil 300 ataques.

El gobierno, todo gobierno, cuenta con una curva de aprendizaje. Esto es inevitable y más cuando se prescinde de funcionarios que tenían un alto conocimiento de las áreas en que laboraban y de los problemas que se tienen que enfrentar de manera cíclica.

Para nada es una buena idea ocultar la verdad, porque ésta emerge tarde o temprano. La confianza ciudadana, por poderosa que sea, se puede romper y es difícil restaurarla, lo que puede generar, inclusive, problemas de gobernabilidad.

Los días sin gasolina son todavía una historia por contar, y el propio presidente de la República ya dio a conocer líneas de un libreto que sin duda deparará mayores revelaciones.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password