Cinque Terre

Carlos Urdiales

[email protected]

“Nuevos elementos a considerar”

Así explicó la SEP, en celebérrimo comunicado, la claudicación del gobierno federal para suspender indefinidamente la aplicación de lo que es la médula de la Reforma Educativa, la evaluación a los docentes para determinar si cumplen o no con las expectativas profesionales que, se supone, queremos como nación para que se hagan cargo de formar a nuestros niños y jóvenes.

Ante la falta de definición de la SEP que carga la relación con el SNTE, y de la Secretaría Gobernación que lleva las negociaciones con la CNTE, sobre cuáles son esos “nuevos elementos a considerar”, caben varias hipótesis.

1.- La Reforma Educativa, se convirtió en moneda política de negociación para obtener, por parte de la CNTE, una tregua. Un permiso de los maestros de la Sección 22 para que los oaxaqueños, maestros o no, puedan salir este domingo a votar en todo el estado. Ya sabemos que los acampados en el Monumento a la Revolución han dicho que no, que los comicios son una farsa y que aplicarán el boicot electoral, que la suspensión de la evaluación es insuficiente, quieren que la reforma toda sea revocada.

2.- La Reforma Educativa fue sacrificada como tributo a los furiosos maestros de la CETEG en Guerrero para buscar lo mismo, permiso para que el INE y el órgano estatal electoral puedan trabajar en la organización y realización de elecciones libres este domingo. A Guerrero ha sido enviado un importante contingente de elementos federales con la misión de vigilar e inhibir que la violencia social, rompa el cauce democrático en el democráticamente catastrófico estado de Guerrero.

3.- La claudicación del Gobierno para implementar en serio la Reforma Educativa es una estrategia de altos vuelos para generar la inconformidad ciudadana a través de organizaciones ciudadanas como Mexicanos Primero, que sumadas a otras corrientes cívicas generen una masa crítica de opinión pública que exija a autoridades y sindicato, oficial o disidente, aplicar la evaluación docente.

4.- Apenas el 28 de mayo, el maestro Juan Díaz de la Torre asumió plenamente el mando nacional del SNTE en sustitución de la aún encarcelada Elba Esther Gordillo (y hay quienes afirman que se extraña su polémico sí, pero efectivo control funcional), por lo que la postergación indefinida de esa evaluación, le da al reemplazo de Gordillo, margen de maniobra política frente a sus agremiados para poder operar lo más valioso que el sindicalismo magisterial aporta en una elección, no los votos, que igual terminan siendo para quien sea, sino la vigilancia, su presencia social como funcionarios de casilla, una red de cobertura sin igual, que permite saber dónde sí y donde no hay representantes de tal o cual partido, abriendo la puerta al fraude electoral de vieja y nueva escuela.

Ante la indefinición oficial, la suposición periodística. Y la social también.


Este artículo fue publicado en La Razón el 04 de junio de 2015, agradecemos a Carlos Urdiales su autorización para publicarlo en nuestra página web.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password