Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

NOM 236, comedia de enredos; aviación, ¿al revés, oferta crea demanda?

La NOM 236 se ha convertido en xuna comedia de enredos. Primero, se dio a conocer, porque la Secretaría de Econo­mía la consensuó con la industria automotriz. Al saber que cobraban por la nueva verificación, el Presidente la rechazó totalmente, en público en su mañanera. Y de pasadita, el mandatario dijo que querían bolsear a la población e ir en contra de la economía popular (se lo dijo a la misma secre­taria de Economía).

Tratando de solventar las dudas del Presidente, la secre­taria Tatiana Clouthier, buscó evitar el cobro de la nueva Norma Oficial Mexicana, y además, que tampoco fuera a representar un nuevo trámite. Entonces, dio a conocer que la NOM 236 seguiría adelante.

Vino otro frenón en la mañanera siguiente. El Presidente reiteró que la NOM 236 no va.

Nada de que los países desarrollados la usan. Nada de que los países latinoamericanos, como Argentina, Brasil, Colombia, Perú la llevan adelante. Nada de que nuestro principal socio comercial, Estados Unidos, la realiza. La ve­rificación físico-mecánica del vehículo no va. Es decisión del mandatario.

Y, entonces, ahora, tenemos una NOM 236, ya publicada en el Diario Oficial de la Federa­ción, pero que pasando los seis meses para su aplicación, será inoperable.

Será una NOM vigente, pero sin implementar. ¡Vaya lío!

El presidente López Obrador, seguramente viendo que había regañado muy fuerte a Clouthier, le hizo un gesto: “La secretaria de Economía es de primera, ho­nesta y con sentido común”. Pero la NOM 236, impulsada por la misma Clouthier, simplemente no camina. El Presi­dente lo dijo claramente: “Yo no sabía y estoy pendiente, no sabía que habían tomado un acuerdo para una especie de verificación a los vehículos y cobrar… y no entra en vigor”.

Nos estamos convirtiendo en una economía donde lo que viene en la ley es letra muerta. Ni en normas ni en re­forma energética ni en reforma de telecomunicaciones ni en reforma de competencia. No es lo mejor para un país que aspira a ser un país de leyes.

AEROMÉXICO Y VIVA AEROBUS AL AIFA Y A TOLUCA

En la aviación mexicana ya no cuenta la demanda, ya no cuenta si hay mercado o potenciales pasajeros, ya no cuen­tan los polos de desarrollo, donde de seguro habrá pobla­ción que necesite volar. Nada de eso se necesita. Resulta que ahora las aerolíneas deben poner la oferta, primero, y después ver si llega la demanda, el consumidor. El mundo al revés.

Aeroméxico dio a conocer sus vuelos para octubre en el AIFA. En total, 15 vuelos redondos, de ida y vuelta, donde no hay pasajeros.

Viva Aerobus dio a conocer su operación, ahora, desde Toluca, donde tampoco hay pasajeros.

Es curioso. Ni en el AIFA ni en Toluca hay mercado aé­reo. Hace más de 10 años se quitaron las facilidades a las aerolíneas de bajo costo.

Y en el AIFA, las aerolíneas no han querido ir porque no hay mercado.

Pero la Secretaría de Gobernación (Adán Augusto López) les pidió a las aerolíneas apoyar el Sistema Aeropor­tuario Metropolitano, conformado por Toluca-AICM-AIFA.

A las aerolíneas les saldrá más cara la operación, y esa costosa operación, ¿quién la pagará?


Este artículo fue publicado en Excélsior el 20 de mayo de 2022. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password