Joyeria de plata mexicana para cautivar
Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

No te metas con la CFE de Bartlett

Pocos habrían pensado, al inicio de la administración de López Obrador, que Manuel Bartlett fuera a ser de los hombres fuertes del sexenio. Y vaya que el exgobernador poblano posee influencia en la administración.

Bartlett, con todo y su controvertida historia política (que Cuauhtémoc Cárdenas recuerda bien), ha empatado perfectamente con el modelo energético del presidente López Obrador.

Bartlett y López Obrador quieren regresar a los monopolios de Estado, llámense CFE o Pemex.

¿El problema? El mundo ha cambiado y el Estado puede tener un generador estatal que brinde directriz en el sector eléctrico e, incluso, que maneje la transmisión, como es la CFE. Pero de ahí a regresar a la gran empresa monopolio del Estado… hay una enorme diferencia.

  • CFE QUIERE MÁS DEL 55% DE GENERACIÓN

El octogenario director de la CFE ha dicho, abiertamente, que ellos van por más. Que se quieren mantener, por lo menos, con el 55% de la generación eléctrica del país, pero que, si pueden, van por un mayor mercado.

Para regresar al monopolio estatal, la CFE quisiera, primero, que ya no hubiera nueva competencia privada. Con la existente es más que suficiente para la Comisión.

Mucha de la nueva competencia venía de las energías renovables, donde México puede ser potencia en generación eólica y solar.

  • ENERGÍAS RENOVABLES… PARA OTRA OCASIÓN

El gobierno federal, primero, suspendió las subastas de energía limpia, por medio de las cuales la CFE le compraba energía a las empresas de energía renovable.

Segundo, eliminó los Certificados de Energía Limpia (CEL), donde incentivas la generación eléctrica con tecnologías amigables con el medio ambiente y había otros generadores que los debían comprar.

Y ahora viene el golpe de gracia.  El Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) decidió, ¿por qué no?, suspender la operación de las centrales con energía renovable.

  • SUSPENDEN PLANTAS EÓLICAS Y SOLARES

Contra toda la tendencia mundial, el despacho de energía decide suspender las nuevas plantas solares y eólicas.

El Cenace argumenta que hay intermitencias en el fluido eléctrico generado por las nuevas plantas de energía renovable y el consumidor final no puede tener intermitencias con el Quédate en Casa.

Sin embargo, el Acuerdo del Cenace es mañoso: no pone una fecha para limitar el Acuerdo, por lo que se suspende de manera definitiva la generación de energía eólica y solar de nuevas plantas en México.

El Consejo Coordinador Empresarial, presidido por Carlos Salazar, se fue contra la medida. Hizo bien. Las asociaciones de energía solar y eólica, Asolmex y AMDE, también van contra la medida.

Lo que está en juego es que México tenga incentivos para entrar de lleno a la generación de energías renovables, las amigables con el medio ambiente, las del siglo XXI. Pero a todos se les olvidaba que… se metían con Manuel Bartlett, el poderoso director de la CFE.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 5 de mayo de 2020, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password