Cinque Terre

Gerardo Soria

¡No pasarán!

Para el día de hoy es mucho lo que se ha dicho y escrito ya sobre la iniciativa presentada por el senador Ricardo Monreal de Morena para modificar la Constitución con el objeto de fusionar en un solo órgano a las actuales Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), Comisión Reguladora de Energía (CRE) e Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). Aspectos técnicos que sustenten la propuesta de Monreal, no hay. Salvo, quizá, querer copiar a España sólo porque es conveniente copiarla para los verdaderos motivos de la reforma. El pretexto es que cuestan mucho y hay que ahorrar. Para muchos de nosotros, es evidente que la supuesta austeridad del gobierno de López Obrador y los recortes criminales que ha hecho a funciones y servicios esenciales del Estado, como la salud, la protección a las mujeres víctimas de la violencia de genero o el simple suministro de insumos para la atención de la pandemia del SARS-CoV-2, no es otra cosa que un desvío de recursos públicos que serán usados para mantener clientelas políticas. El rollo vacuo de la supuesta austeridad no nos convence.

Por otro lado, el senador Monreal y sus compinches de Morena apuestan al olvido. Creen que hemos olvidado el ridículo que hicieron los patéticos personajes que una y otra vez envió López Obrador al Senado para que exhibieran su ignorancia en el intento de ser nombrados como comisionados de la CRE, hasta que después de ser rechazados dos veces el presidente los designo por sus purititos… intereses. Senador Monreal ¿de verdad cree que estamos dispuestos a que hagan otra cochinada como esa con una bola de ignorantes sumisos que sean capaces de rebuznar cualquier tontería si el amo lo manda?

No nos engaña, senador, lo que usted y su pastor quieren es someter a dos órganos constitucionales autónomos integrados el día de hoy por gentes capaces y experimentadas, con mandatos transexenales sustentados en la Constitución, precisamente para que el capricho de los políticos no los pueda cooptar o amedrentar. Ya conocemos los resultados de su asalto a la CRE, en que usando a los órganos de procuración de justicia calumniaron a una persona honesta para destrozar a las energías renovables y reintegrar el poder monopólico a la CFE. El hambre de poder de su amo no tiene límite, pero haremos todo lo posible para defender la autonomía de la Cofece y el IFT.

Es cierto que Cofece, y, particularmente el IFT, tienen todavía mucho que mejorar. En el caso del IFT, ha sido escandalosa su falta de supervisión y sanción de la regulación asimétrica impuesta al agente económico preponderante en telecomunicaciones, pero eso más que un problema de diseño institucional, ha sido un problema de los individuos que han ocupado las posiciones decisorias de la institución. Por los errores de algunos no cabe destruir la institución completa. La mejor manera de defender a la Cofece y el IFT es actuar con rumbo claro para alcanzar los objetivos planteados en la reforma constitucional del 2013. Frente a un gobierno como el del presidente López Obrador no caben las medias tintas: a los tibios se los come crudos.

En el IDET agradecemos el gesto de apertura del senador Monreal y le tomamos la palabra. Ahí estaremos para analizar y exponer lo que sea necesario.


Este artículo fue publicado en El Economista el 17 de junio de 2020, agradecemos a Gerardo Soria su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password