Cinque Terre

Rubén Cortés

Periodista y narrador. Director General de La Razón

No aparece el punto de inflexión

A 37 días de que el secretario de Seguridad Pública anunciara su tristemente célebre “punto de inflexión en el nivel de crecimiento en la tendencia de los delitos dolosos”, el número es de espanto: México ya rebasó por ocho mil, a la guerra de Siria, en el numero de muertos registrados de enero a octubre.

En 10 meses, fueron asesinadas aquí 28 mil 741 personas, de las cuales 20 mil 337 fueron con arma de fuego, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública. Mientras, en 2018 cayeron en la guerra de Siria 20 mil, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Un número brinca en el registro mexicano: 833 mujeres y niñas figuran en la relación. Son feminicidios, en medio de una estrategia de seguridad por parte del gobierno que es duramente cuestionada por especialistas y buena parte de la opinión pública.

A pesar de que el presidente prometió el 22 de abril que en septiembre se reduciría la inseguridad en el país, justo en septiembre aumentó la violencia 3.7 por ciento, con dos mil 916 asesinatos, a un ritmo aproximado de 100 crímenes diarios.

Se trata de una espiral de pesadilla que, de acuerdo con el presidente, sólo acabará cuando su gobierno consiga llevar adelante sus programas sociales de reparto de recursos entre los ciudadanos y de creación de empleos, aunque este año la economía se estancó en 0.0 por ciento.

Después del asesinato de 14 personas en Minatitlán, entre ellas un bebé, el mandatario anunció el fin de la violencia “cuando ya todos los adultos mayores reciban su pensión, las personas con discapacidad tengan su pensión, los estudiantes tengan sus becas, todos los jóvenes tengan trabajo, se esté produciendo más, se creen empleos, cuando haya más bienestar”.

Sin embargo, por lo menos a cinco grandes programas sociales se los chupó la bruja este año, porque según datos de Hacienda, el gobierno dejó de meterles 21 mil millones de pesos. Por ejemplo, en “Jóvenes Construyendo el Futuro”, sólo ha usado 32 por ciento de los 40 mil millones que le dieron.

Pero la violencia galopa: cada 14 minutos es asesinada una persona en el país y, en octubre, fueron ultimadas 2 mil 846, así como aumentaron la extorsión (12 por ciento más), robo a casa habitación (2,9 por ciento más), robo a transeúnte (6,88 por ciento más) y narcomenudeo (7,18 por ciento más).

Las estados que encabezan la fatídica lista de asesinatos son Guanajuato(305), Baja California (235), Chihuahua (217), Michoacán (215), Edomex (196) y Jalisco (191). Sinaloa, donde el 17 de octubre se registró el Culiacanazo, contó 81 homicidios, 53 de ellos a balazos.

¿Y dónde el punto de inflexión?

En la mente del secretario de Seguridad Pública.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password