Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Negocio privado o público, no; el objetivo es el consumidor

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ante el cambio de reglas energéticas en México, fue enfático: la compañía frenaría las inversiones en nuestro país, tras haber desembolsado más de 12 mil millones de dólares en distintas plantas de generación eléctrica. El presidente López Obrador, como si estuviera esperando la reacción del consorcio español, dijo textualmente: “No nos interesan los negocios privados, nos importan los negocios públicos”.

Más que hablar de sector privado o público, lo importante es que los negocios generen beneficios para los mexicanos. ¿Qué es lo mejor para el consumidor mexicano? Obviamente, tener calidad en el flujo eléctrico, que no haya apagones y tenerlo a buen precio. Claro que no debemos tener una política a favor de ganancias públicas o privadas, sino a favor del consumidor final.

IBERDROLA HABÍA ACORDADO CON ROMO INVERSIÓN DE 5 MMDD

Es mala noticia que Iberdrola deje de invertir en México. Tenía un plan de inversión de 5 mil millones de dólares en este sexenio, el cual, el propio Sánchez Galán, y el director de la compañía en México, Enrique Alba, habían visto en mayo de 2019 con el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo. El plan era invertir esos 5 mil millones de dólares en tres nuevas plantas, una de ciclo combinado en Tuxpan, otra de cogeneración en San Juan del Río (Querétaro), y un parque fotovoltaico en Puebla.

Vino el cambio de reglas. El gobierno de la 4T diseñó una nueva política de confiabilidad (privilegiando a la CFE sobre los renovables), el mayor costo por transportar electricidad, y la disposición gubernamental de que la CFE, pase lo que pase, genere 54% de electricidad el país. Iberdrola al ver cambios que sólo favorecían a la CFE, decidió frenar sus inversiones.

Además, esto se da cuando, y gracias a una controversia de la Cofece, la Primera Sala de la Suprema Corte, confirmó la suspensión de la Política de confiabilidad en el Sistema Eléctrico Nacional de la Sener, donde el gobierno busca darle prioridad a la CFE con el uso de energías fósiles, en contra de las renovables.

AMLO Y NAHLE; QUE CFE NO SUBSIDIE A PRIVADOS

El presidente López Obrador, junto con la secretaria de Energía, Rocío Nahle, consideran que las reglas de inversión de la reforma energética, estaban hechas para que la CFE subsidie los negocios privados. Con dinero público hacer ganancias privadas..

Para el gobierno de la 4T, hubiera sido mejor el equilibrar los términos entre la CFE y los privados. Pero no querer regresar a una empresa monopolio del Estado, mal manejada, con grandes deudas que las terminamos pagando los contribuyentes, y un sindicato privilegiado en salarios y pensión. Lo importante, no es la empresa privada o pública, sino diseñar las reglas que convengan más al consumidor mexicano. Y lo mejor sería más competencia.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 23 de octubre de 2020. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password