Cinque Terre

Leo García

[email protected]

Diseño y coaching de estrategias para manejo de redes sociales. Experiencia en análisis de tendencias en línea.

Nación trending

El pasado 26 de mayo el equipo de Marketing, Perspectivas y Análisis de Twitter México presentó el estudio “Qué mueve a las personas en Twitter México durante el proceso electoral”¹ donde muestran hallazgos muy interesantes. El análisis se puede consultar en el enlace al pie, la numeraria que ofrece es reveladora de la forma en que se ha dado la conversación, y pasa por un área que por mucho tiempo ha sido tal vez lo más visible, se diría, lo más “estruendoso” en el uso de Twitter específicamente para México: las tendencias, los trendings.

En su investigación descubrieron que los trendings que sí inciden en la decisión de voto son los que se impulsan con propuestas, independiente a cualquier postura o filiación política. Entre otros números, mencionan que en cambio los trendings informativos, de proselitismo, de activismo, o de ataque, no tienen realmente un impacto considerable en la decisión de voto.

Descubrieron que tendencias propositivas, constructivas y con temáticas, impactan en un 88% de electores con potencial de influir en su decisión de voto, mientras tendencias basadas en porras o denuestos, impactan solamente en el 12% de electores formados por la base de usuarios que ya están convencidos y tienen una idea firme de por quién será su voto.

Para su análisis en el apartado de las tendencias una conclusión simple pero esclarecedora. Hacer trendings para lograr visibilidad, es decir, hacer que algo sea notorio, no lo hace relevante y no necesariamente logra influir en la decisión de voto. Hacer ruido no es hacer conversación, mucho menos llegar a quienes se necesita atraer para ganar su voto.

Cuando el análisis fue presentado en una conversación en un Espacio de Twitter, quedó flotando una duda derivada de estos hallazgos respecto a los trendings. Si hacer tendencias cuando no tiene un sentido propositivo o constructivo es vano, prácticamente inútil, ¿por qué México tiene esta especial propensión a invocar a hacer trending de todo?

Los trendings tienen esa doble valencia, muestran lo que es un tema de relevancia, manteniendo la atención de la audiencia, pero también incitando a su participación en la conversación. Es por eso que una de las formas más comunes de coordinación y manipulación se hace buscando colocar trendings en la mayor posición del ranqueo que ofrece Twitter.

Según lo que se comentó, México se distingue de los demás países usuarios de Twitter, por la idea que hacer trending es casi un requisito, pero ¿por qué?

Identidad. Más allá del proselitismo

México tiene un problema, es un país profundamente dividido, polarizado. Con frecuencia se manifiesta el escepticismo sobre este punto, sobre todo cuando se observa tomando como referencia la conversación en las redes sociales, que es verdad, puede ser manipulada, pero da una idea de la forma y tono del sentir social.

¿Dónde o cómo se experimentaría esa polarización, si no es evidente fuera de la pantalla? La clave está en el motivo que les da sentido a las redes sociales, precisamente ser la plaza pública con la vocación nata del espacio de concurrencia donde se comentan los temas de interés para la gente.

Como parte del motivo elemental que sustenta a las redes sociales está la capacidad de hacer confluir usuarios con perfiles similares. Intereses y aficiones son los elementos básicos de cómo se generan las relaciones entre usuarios, y hoy además, posiblemente como nunca antes, también inconformidades, reclamos, exigencias, ideología y simpatía política.

Bajo esta luz, como una aproximación diferente a la idea original, los usuarios le han dado un uso a los hashtags que resulta imprevisto aun para sus creadores: los han convertido en elementos de comportamiento e identidad colectiva.

Los hashtags se han aprovechado no sólo con la idea de dar relevancia a un elemento de la conversación, sino que se han convertido en elementos identitarios para distinguir la filiación de quienes se integran en grupos y colectivos, o desean mostrar apoyo a causas, reclamos, exigencias, etc. El uso del hashtag ya está más allá de las meras porras o del simple proselitismo.

Hoy las convocatorias a hacer trending topic algo, a hacer que sea un tema que marque tendencia en la conversación, es el ejercicio de un comportamiento de confirmación de la pertenencia dentro de esos grupos y colectivos.

El hashtag llevado a trending ha pasado de ser uno de los primeros elementos de segmentación de contenido que buscaba mantener la atención de la audiencia en temas relevantes, a convertirse en una acción de expresión de la pertenencia dentro de esos grupos y colectivos. Basados en la afinidad se usan como refuerzo de la integración del grupo, como aglutinante de una narrativa común.

Los hashtags han pasado a convertirse en refuerzo a la pertenencia de esos grupos y colectivos, que a la vez son proveedores de los satisfactores hacia sus integrantes de validación, reconocimiento, aceptación y pertenencia. Elementos que definen, y refuerzan, su propia identidad.

El ser humano sigue encontrando en cada oportunidad de integrarse, la necesidad de sustentar sus relaciones en el comportamiento gregario.

Hagamos red, sigamos conectados. Y pase lo que pase, vaya, vote. Es una responsabilidad y un compromiso con el presente y el futuro.


1 https://blog.twitter.com/es_la/topics/insights/2021/que-mueve-a-las-personas-en-twitter-mexico-durante-el-proceso-electoral.html

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password