Cinque Terre

Alejandra Escobar

[email protected]

Editora de etcétera

Memoria: Cuando López Obrador igualó a soldados con huachicoleros

En mayo de 2017, luego del enfrentamiento ocurrido el día 3 en Palmarito, Puebla, entre miembros del Ejército y presuntos huachicoleros, Andrés Manuel López Obrador, entonces presidente de Morena y precandidato presidencial, fustigó a Enrique Peña Nieto e igualó a los soldados con los huachicoleros.

“No es responsable, no es humano, enfrentar al pueblo con el pueblo, los soldados son pueblo uniformado, hijos de campesinos, de obreros, de trabajadores y se les ha dado la orden de aniquilar a sus propios hermanos”, declaró nueve días después desde Panuco, Veracruz, luego de que circuló por redes sociales un video de los hechos donde presuntamente un miembro del Ejército ejecuta a uno de los supuestos delincuentes.

López Obrador, entonces exigió al presidente Enrique Peña Nieto acabar con la violencia desatada contra el pueblo, además de cambiar la estrategia fallida de utilizar al Ejército para reprimir.

Eran otros tiempos, él no estaba en el poder y el discurso que recibía aclamaciones y aplausos era la falsa promesa de retirar al Ejército de las calles.


FOTO: MISAEL VALTIERRA / CUARTOSCURO.COM

Cabe recordar que en el enfrentamiento, seis civiles y cuatro militares perdieron la vida. Las investigaciones penales aún no concluyen, el Ejército informó que habían respondido a un reporte de Pemex sobre la detección de un punto de extracción clandestina de combustible en Palmarito, cuando fueron interceptados por una camioneta que les cerró el pasó, y a partir de ahí se desataron los enfrentamientos.

Tras sus indagaciones, la Comisión Nacional de Derechos Humanos concluyó que el Ejército y la policía estatal incurrieron en graves violaciones a los derechos humanos, al señalar que a los civiles muertos, se les sembraron pruebas para justificar sus asesinatos. En noviembre pasado, además, un juez absolvió al militar Isidro Gómez, acusado de ejecutar extrajudicialmente a uno de los presuntos criminales.

Aquella ocasión, a través de un reportaje, Televisa documentó cómo las cámaras de vigilancia que grabaron el enfrentamiento, pertenecen a una red de halconeo electrónico instalada, precisamente, por una banda de huachicoleros en Palmarito, Puebla, el estado donde más se comete este delito.

Sin embargo, en mayo o en los meses subsecuentes, los miembros del Ejército, que ahora vigilan el traslado de combustible frente a la (errada) estrategia del actual gobierno para enfrentar el huachicoleo, no recibieron una palabra amable por parte de López Obrador.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password