Cinque Terre

Alejandra Escobar

[email protected]

Editora de etcétera

Hace muy poco varios medios y periodistas difundieron el rumor, que también AMLO alentó, de que EPN estaba enfermo. Aquí una bitácora de memoria

Si la salud del presidente es un tema de interés nacional, el estado médico de los presidenciables también. No existe un mandato legal que permita a la sociedad conocer el estado de salud de nuestros gobernantes o quienes aspiran a un cargo público.

En los últimos seis años, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, se desataron toda clase de rumores, especulaciones y exigencias sobre su condición médica y capacidad para gobernar, varios, replicados por medios y periodistas que sin ningún sustento informativo sólo hicieron eco.

Desde hace unas semanas han circulado en redes al menos tres videos donde se observa [llamémosle] desgaste físico, del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador. Hasta el día de hoy el líder de Morena o algún miembro de su equipo no han hecho público un informe sobre su condición médica, los mexicanos, y no al 100%, sólo podemos conocer que en diciembre de 2013 fue intervenido en el Hospital Médica Sur cuando sufrió un cuadro de infarto agudo al miocardio; de ahí en adelante silencio. No obstante, el 5 de junio de 2014 especuló sobre la salud de Peña Nieto.

“Existe el rumor de que EPN está enfermo. Ni lo creo, ni lo deseo. Pero es una buena salida para su renuncia por su evidente incapacidad”, escribió en su cuenta de Twitter.

El mensaje alcanzó los tres mil 129 retuits y los cabezales momentáneos de algunos medios como Sin Embargo, Proceso, Regeneración, Aristegui Noticias, Radio Fórmula y Reforma.

El portal Sin Embargo, por ejemplo, difundió el rumor y en el cuerpo de la nota colocó: “En los últimos eventos públicos, el Presidente luce más delgado, sin embargo, nadie del gabinete ha declarado sobre alguna enfermedad que padezca” (no adjuntó imagen). En contraste, lo que sí hizo fue mencionar la operación que un año antes había sufrido López Obrador e incluyó una fotografía donde el tabasqueño juega béisbol, acompañada de lo siguiente: “Apenas hace dos días, López Obrador presumió en las redes sociales unas fotografías donde se le ve jugando béisbol, luego de realizarse una prueba médica donde le autorizaron practicar dicho deporte”.

SDP Noticias, por su parte, hizo alusión a que Presidencia de la República mantiene como reservada la información relacionada com Peña Nieto.

En tanto Regeneración, el medio oficial de López Obrador, adjuntó una de las imágenes que circularon en redes que supuestamente ejemplificaban la precaria salud de Peña Nieto.

La tarde de ese mismo día el vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez, respondió al tabasqueño al tuitear: “Afortunadamente @EPN goza de cabal salud. Gracias por preguntar @lopezobrador_”; declaración que también replicaron los medios.

Entre los periodistas, Jenaro Villamil citó el tuit de otro usuario que adjuntó dos fotografías de Peña Nieto con la leyenda: “Yo veo a @EPN a punto de ’abdicar’”, aunque el reportero de Proceso agregó: “que fotos! La paradoja: Tanto depender de la imagen…”.

La que fue más lejos es Sanjuana Martínez que en su columna de Sin Embargo hiló toda una serie de datos que, claro, sólo ella tenía, para decir que Presidencia ocultaba una “enfermedad secreta” del mandatario.

De hecho aseguró que “su deterioro físico es notable. Su dificultad para hilar los discursos lo deja en vergüenza en importantes eventos”, lo que no ha cuestionado, hasta el momento, sobre López Obrador. Tampoco su medio que una y otra vez publican videos virales.

Villamil, Ackerman, Proceso, Aristegui o alguno de los medios y periodistas militantes menos han preguntado sobre la salud del tres veces aspirante presidencial, incluso Artículo 19 no ha exigido los cinco contendientes hacer públicos sus certificados médicos.

Precisamente en 2014, la ONG intentó obtener una versión pública del expediente clínico de Enrique Peña Nieto, información que negó el INAI. Entonces, Ana Cristina Ruelas, ahora directora de Artículo 19, aseguró que debía ser pública porque se trata de información que podría poner en riesgo la seguridad nacional, la salud pública y el orden pública. Ahora, silencio total, cuando los votantes tenemos derechos a conocer cómo están nuestros candidatos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password