Cinque Terre

Luis Antonio García Chávez

[email protected]

Manuel Espino y Andrés Manuel el amasiato político y la ambición por el poder

Andrés Manuel López Obrador ha dado un paso más para clarificar al electorado que su proyecto político, si es que existe, consiste únicamente en la obtención del poder para fines personales.

De aquellos que acusó en 2006 de haber cometido un fraude electoral, acusación que sostiene aún en su última entrevista en el relanzamiento del programa Tercer Grado, donde, por cierto, los periodistas de Televisa se esmeraron en congraciarse con quien consideran que puede ser el próximo presidente de México, decía, de aquellos que acusó de cometer el fraude electoral, únicamente le falta por incorporar a su equipo a Felipe Calderón. La gran mayoría de los que en su momento fueron señalados por el tabasqueño hoy engrosan las filas de MORENA y ocupan dentro del proyecto espacios de responsabilidad.

Más allá de lo lamentable de las declaraciones de Paco Ignacio Taibo II sobre posibles expropiaciones, fusilamientos y gobiernos por decreto, resulta lastimoso y de pena ajena ver que hoy en MORENA a uno de sus fundadores y más convencidos constructores, como sin duda es el escritor, le corrige la plana aquel que lucho en 2006 contra Andrés Manuel, usando las Instituciones y el poder político para golpearlo con la mayor energía posible.

@ManuelEspino

De risa además que el vocero para este tema sea un reconocido miembro de la ultraderecha nacional. El silencio de aquellos que salieron del PRD acusando al partido de un desdibujamiento por la alianza con el PAN y que hoy en MORENA esconden la cabeza cuando cargos de relevancia quedan en manos de hombres que hasta en el PAN eran considerados de extrema derecha. La pluma otrora crítica de Pablo Gómez parece que se quedó sin tinta.

A lo más que llegan algunos es a justificar diciendo que aquellos se subordinan al proyecto de izquierda de López. El problema es que, en la vía de los hechos, AMLO nombró responsables electorales a Gaby Cuevas y Germán Martínez, ha dicho que su Jefe de Gabinete sería Alfonso Romo y su Secretario de Educación Esteban Moctezuma, coordinador de relaciones con las ONG’s a Manuel Espino, coordinadora de campaña a Tatiana Clouthier, quien por cierto salió del PAN por críticas y diferencias con Espino, quien también era criticado por Martínez como brazo ultra conservador que quería adueñarse del partido albiazul. En todos esos cargos de responsabilidad no hay fundadores de MORENA. Así que el tema de que proyecto sea el que se subordina a otro estaría en una fuerte discusión.

Por cierto, después de las declaraciones de AMLO de que desconfía de la Sociedad Civil, no hay mayor manera de confirmarlo que el nombramiento de Espino como vínculo con ONG’s. Sin lugar a dudas, las organizaciones que han luchado por la transparencia, por una fiscalía que sirva, por respeto a los derechos humanos, las que defienden las agendas de minorías y grupos vulnerables y cualquiera otra de las que tienen los proyectos más trascendentes en la agenda pública nacional no encontrarán un peor interlocutor ni alguien con quien tengan menos temas que charlar que Espino.

También el periodismo militante, ese que tanto cuestionó alianzas entre PRD y PAN, hace mutis. Hoy Álvaro Delgado, quiene escribió “El Yunque, la ultraderecha en el poder” no ha dicho una sola palabra sobre esta alianza. Tampoco nos dice él, como “experto” en el tema, sí Espino sigue representando la agenda de la ultraderecha (recordemos que no sólo la mexicana, pues Espino dirigió un organismo de los más importantes de la ultraderecha a nivel internacional, la Organización Demócrata Cristiana de América) o se une a Obrador a título personal. Es Obrador el candidato de un político oportunista que lo mismo apoyó a Calderón en 2006, a Peña en 2012 y actualmente a Andrés, o es candidato de toda la ultraderecha que, según la obra de Delgado, Espino representa.

De ser lo segundo, ¿qué tipo de acuerdos programáticos implica esta nueva incorporación?

Pues al parecer, todo suma, siempre que ayude a las ambiciones del dueño de MORENA. Imposible imaginar coincidencias ideológicas, o de proyecto, en una reunión de campaña que agrupara, por ejemplo, a Espino, Elba Esther, Germán Martínez, Gaby Cuevas, Tatiana Clouthier, René Bejarano, Dolores Padierna, Pablo Gómez, Paco Ignacio Taibo II, Esteban Moctezuma, Alfonso Romo, Sergio Mayer, Hugo Eric Flores, Cuauhtémoc Blanco, Alberto Anaya, Marcelo Ebrard, Mario Delgado, Manuel Bartlett, Miguel Barbosa, Napoleón Gómez Urrutia, Bernardo Bátiz, Olga Sánchez Cordero, Miguel Torruco y muchos más.

Un grupo así, evidentemente, sólo puede reunirse por ambición. La ambición de un hombre llamado Andrés Manuel y de un puñado de hombres y mujeres que, al lado de él, aspiran obtener las miles del poder.

Amasiato político, sin proyecto, informe. Si eso fuera la esperanza de México, México no tendría ninguna esperanza.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password