Cinque Terre

Marco Levario Turcott

[email protected]

Director de etcétera

Malas noticias para el patriotismo mexicano

En estas fiestas patrias vale la pena recordar que la Jamaica no es de estas tierras y la horchata tiene raíces españolas. Que el charro también tiene origen en regiones ibéricas y que la canción Cielito lindo no se inspiró en este territorio. La Virgen de Guadalupe también es de inspiración española y los héroes que nos dieron independencia no eran mexicanos porque el país, simplemente, no existía.

Somos resultado de un proceso de sincretismo y hemos moldeado así nuestra propia identidad. Pero nopales hay y muy buenos, en Italia. Mezcales y aguardientes en Colombia, dulces y helados además de algodones, en Italia también y España. Tabernas ahí, España igual que en República Checa y Alemania.

El son proviene de Cuba igual que el Chachachá y el Mambo, traído por Dámaso Pérez Prado; las principales rumberas no nacieron aquí y buena parte de la “música mexicana” remite a Jalisco y no a los demás estados que tienen un gran acervo cultural. Esa “música mexicana” refleja un maltrato atroz a las mujeres y muestra que la parranda, la flojera y la violencia son virtudes nacionales.

El Siglo de Torreón

Aquí hay buena plata, pero no es patente mexicana ni se halla dentro de la mejor del mundo. El mejor español se habla en Colombia y nuestro gusto por la fiesta lo comparten Cuba, Venezuela, Colombia y Brasil. Tenemos a Malinche y Cartagena a la India Catalina, tenemos a Lupita y ellos a la Candelaria. El mexicano bebé tequila de la botella porque es muy hombre, el ruso hace lo mismo pero con Vodka. Nuestros elotes y esquites de la calle son casi idénticos a los que se venden en Estambul y los tacos al pastor que por Europa son famosos (pero sin Chile) gracias a los árabes, comenzaron a venderse a mediados de los 70.

Los tianguis y el regate no son nuestra tradición (como no lo es el Día de Reyes o la Navidad), en Holanda, Italia y Francia son espectaculares los regateos de chácharas. En toda América Latina las vírgenes se le aparecieron a los indios y las procesiones no son aportes mexicanos.

No obstante, ¡Viva México cabrones! ¿O no?

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password