Cinque Terre

Rubén Cortés

[email protected]

Periodista y escritor.

Maduro sabotea un éxito a la 4T

Al reventar las negociaciones que le organizó Ebrard aquí con la oposición, Maduro escamoteó al gobierno mexicano el triunfo que habría sido propiciar que, en un mes, se realizaran en Venezuela las primeras elecciones con vigilancia internacional en una década.

No sólo por reventarlas se llevó entre las patas a la autollamada “Cuarta Transformación”: también porque lo hizo a causa de que llegó extraditado a Miami un intermediario suyo ante empresas mexicanas para violar las sanciones de Washington.

Se porta Maduro con México como amigo con derechos: no le importa hacerlo quedar como mal mediador, y tampoco en enredarlo en sus negocios ilegales, pues ahora pareciera que el testaferro extraditado, Alex Saab, también es cómplice de la 4T.

Todo indica que Saab es un bandido que intercambió petróleo venezolano por despensas y camiones cisterna con agua potable desde México, donde compraba comida vencida que Maduro daba a sus clientelas a cambio del voto en elecciones amañadas.

Una investigación del diario español El País y el portal venezolano Armando.info, revela que Saab armó su red en México, Rusia, Turquía, Emiratos Árabes, Malasia, Singapur, la Autoridad Nacional Palestina y Hong Kong.

Con Saab atrapado en el sistema judicial americano (que negocia atenuantes legales por información que embarra) el gobierno mexicano aparecerá, tarde o temprano, en una trama que puede incluir hasta trasiegos ilícitos de las FARC con Maduro.

Aunque, con el pretexto ahora de la extradición de su prestanombres, el sátrapa de Venezuela volverá a ganar, el 21 de noviembre, otra farsa electoral sin participación de la oposición ni observancia internacional. Pero (eso sí) con la tapadera de México.

Que es, ésa misma, la idea de la 4T con su insistencia en dinamitar al INE: lograr en México lo que es hoy Venezuela: un sistema transexenal que nunca restablece la democracia, pues sólo le da atole a la oposición y, hasta eso… fuera del país.

Porque la excusa por Saab es una más de las ya incuantificables a lo largo de 20 años en el poder del chavismo, dedicado en todo ese tiempo a jugar y dar largas a una oposición a la que tolera, sólo para apuntalar una dictadura constitucional.

Y con una cara dura similar a la Bartlett aquí para asegurar que el gobierno expropiará a las empresas privadas en CFE sin pagarles, y que le hagan como quieran. Maduro hace igual allá, pues los dos proyectos son iguales: 4T y chavismo.

Maduro de queja de que a Saab le fueron violados sus derechos individuales y políticos, pero él tiene más de 500 opositores presos, y ha torturado y asesinado a otros tantos, por lo cual la ONU lo acusa de crímenes de lesa humanidad”

El dictador aliado.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password