Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Los palomos

En el Banco de México ha habido jaloneo para bajar las tasas de interés de manera más acelerada.
La postura dovish, que viene de la palabra en inglés dove, paloma, tiene que ver con la postura de bajar la tasa de interés.
Este mismo año hay una anécdota, donde el subgobernador Gerardo Esquivel, recién ingresado al instituto central, se fue a lavar las manos y se encontró un jabón Dove. En tono de broma, le sacó una foto y lo tuiteó, recordando que si le sabían algo. Pero el banco central, poco acostumbrado a los tuitazos, puso manos a la obra y recortó al proveedor de Dove, pensando que era un jabón caro, de esos fifís.

Bueno, hasta otro destacado miembro de la Junta de Gobierno nos decía: a mí ese jabón ni me gusta.
Y los jabones Dove fueron recortados del Banco de México, por caros, pero no la postura dovish en la política monetaria.

ESQUIVEL Y HEATH MÁS  DOVISH QUE DÍAZ
DE LEÓN, ESPINOSA Y CALAFELL

También de broma se dice que los dos palomos fueron Gerardo Esquivel y Jonathan Heath, en la última reunión de la Junta de Gobierno. Incluso, Heath ha documentado, también vía Twitter, la caída del PIB.

Ambos subgobernadores, Esquivel y Heath, durante la última Junta de Gobierno, querían bajar la tasa de interés en medio punto porcentual, no en un cuarto de punto.
Al final, Esquivel y Heath perdieron y los otros tres miembros de la Junta de Gobierno, empezando por el gobernador Alejandro Díaz de León, Irene Espinosa y Javier Guzmán Calafell, se fueron por una baja más pausada.

Debo reconocer que yo me sumaría a los palomos. Creo que el Banco de México podría reducir, de una vez, su tasa de interés en medio punto porcentual.
No habría grandes problemas inflacionarios, pues la inflación, en promedio, ya ronda el 3% (fue de 3.02% anual en octubre).
Incluso, la subyacente, que es la mejor medida por no depender de las temporalidades, no está tan lejos, 3.68% también en octubre.

 DIFERENCIAL
DE TASAS SEGUIRÍA

Además, si la tasa de referencia del Banco de México baja de 7.75% a 7.25%, seguiremos teniendo un diferencial bastante atractivo para los capitales financieros respecto de la tasa en Estados Unidos, que se encuentra en 1.50 por ciento.

Y claro, si el Banco de México baja las tasas, le dará un empujoncito a la empantanada economía mexicana, donde hay sectores que sí se podrían estimular con un crédito más barato.

Quizá por las condiciones internacionales, de nerviosismo con Donald Trump y su relación con China, los integrantes de la Junta de Gobierno del Banco de México consideren que la fuerte baja en tasa puede bajar.

Sinceramente, creo que la postura dovish o paloma debe ganar y animarse a bajar un medio punto porcentual.
Aunque siempre hay dovish que son hawkish (halcones) de clóset. Lo cierto: el Banco de México está siendo cauto. Ya veremos qué tanto baja la tasa de interés este jueves.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 13 de noviembre de 2019, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password