Cinque Terre

Armando Reyes Vigueras

[email protected]

Periodista

¿Leemos menos?

Es algo curioso, pero en una época en la que la información es más abundante que nunca, gracias a Internet y los dispositivos móviles, el tiempo de lectura es menor pues cada vez se recomienda menos redactar textos periodísticos largos y los medios impresos informativos —parte de la galaxia Gutenberg que mencionaba McLuhan— parecen haber llegado a su fin o, al menos, a enfrentar un cambio radical en el comportamiento de sus lectores.

280 caracteres o menos

Si bien el gusto por los libros —en el tradicional papel o en formato digital— no se ha extinguido y gracias a la red se tiene acceso a una gran cantidad de obras –que ahora podemos llevar a todos lados gracias a las tabletas o a los smartphones–, es en materia de noticias en donde el tiempo de lectura ha visto reducir su duración.

Aquellas sesiones en las mañanas —y en especial los domingos— en las que se desplegaban los diarios junto a un café o el desayuno para pasar un par de horas leyendo la información, en especial aquellas columnas que abarcaban toda una plana, es cosa del pasado.

Ahora, la información viene condensada en menos palabras, de hecho, muchos especialistas en desarrollo de portales web y blogs recomiendan que un texto publicado debe tener como límite entre 300 y 500 palabras y si son menos, mejor.

El auge de las redes sociales, en particular el caso de Twitter, ha mostrado que todo puede reducirse a 280 caracteres o menos, aunque se pierda buena parte de los datos necesarios para comprender el asunto que se está tratando en un medio.

Aquella frase de que una “imagen vale más que mil palabras” cobra especial vigencia en nuestros días, pues redes como Instagram, Pinterest y las que son más utilizadas, Facebook y Twitter, recurren constantemente a este recurso para comunicar.

Es curioso, la información abunda, pero esa cantidad de noticias, entrevistas, interpretaciones, análisis y contextos no hace que leamos más. En muchos casos, las conversaciones en redes sociales giran alrededor del encabezado de un artículo, poco respecto a su contenido, en parte porque no se leen los materiales que se dan a conocer por esta vía y todo queda en los 280 caracteres o menos que se difunden a través de estas herramientas.

Y los datos que las encuestas arrojan sobre este particular refuerzan el punto que estamos tratando en este espacio. La realizada por el INEGI, el Módulo de Lectura (MOLEC) correspondiente a 2018 indica que la población lectora se está reduciendo.

“De acuerdo con los resultados de 2018, la población de 18 y más años de edad que lee algún material considerado por el MOLEC decreció de 84.2 por ciento en febrero de 2015 a 76.4 por ciento en febrero del año en curso”, según se puede leer en el boletín correspondiente del organismo.

Hay otros dos datos que vale la pena reproducir en este espacio. Primero, “la lectura por tipo de material también presenta diferencias por sexo: 53.1% de los hombres declararon haber leído al menos un periódico la semana pasada, porcentaje superior a lo declarado por las mujeres (28.8 por ciento). También superan a las mujeres en la lectura de páginas de Internet, foros o blog, así como en historietas”.

Segundo, “por temática, las revistas que más se declaró leer fueron las de entretenimiento, con 38.2%; las de temas especializados, técnicas o científicas, con 26.8%; las de bienestar o salud, con 23.2%, y las de cultura general o temas de interés, con 20.9 por ciento”.

La encuesta refleja que, en promedio, “se dedican 39 minutos por sesión continua de lectura y más de tres cuartas partes de la población de 18 y más años de edad lectora, considera que comprende todo o la mayor parte de lo que lee, mientras que 21.6% dijo comprender la mitad o poco de la lectura”.

¿Cuánto tiempo se pasa en Internet en México? De acuerdo al estudio sobre hábitos respecto a esta tecnología de la Asociación de Internet correspondiente a 2018, el usuarios promedio pasa 8 horas con 12 minutos al día, principalmente a través de su smartphone (76%), seguido por la laptop (66%).

Las tres principales actividades que se realizan en Internet son el acceso a las redes sociales (89%), enviar o recibir correo electrónico (84%) y enviar y recibir mensajes en aplicaciones de mensajería instantánea (83%); en contraste, leer, ver o escuchar contenido relevante es realizado por el 65% de los encuestados en el estudio, cifra ligeramente más baja que la que corresponde al streaming de música y la misma que corresponde a ver series y películas por la misma vía.

¿Entonces? Es claro que Internet ha desplazado a los medios tradicionales, la gente lee, pero no las notas o contenidos generados por medios informativos, sino lo que otras personas envían, ya sean correos o mensajes directos, pero se trata de textos pequeños que no ayudan a comprender el mundo que nos rodea.

Al principio de este texto decíamos que es algo curioso, pero en tiempos de la posverdad, las fake news y del mantenimiento de movimientos como el de los antivacunas o los terraplanistas, nos debemos acostumbrar a que pocas palabras busquen comunicar todo.

O quizá estamos regresando a la prehistoria, pues en muchos casos las redes sociales asemejan pinturas rupestres que con pocos trazos buscan comunicar una historia.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password