Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

López Obrador vuelve a ver a empresarios grandes del CMN y agenda común

Posiblemente, sea el resultado electoral por no haber obtenido la mayoría calificada en la Cámara de Diputados. O el encuentro con Kamala Harris, vicepresidenta de EU. O simplemente que ya lo tenía planeado para la segunda mitad de su sexenio. Todo lo anterior es posible. Lo cierto: el presidente López Obrador parece dar un viraje en su relación con los inversionistas. Y esta semana está mandando señales correctas a la inversión, como hace tiempo no lo hacía.

Primero, el miércoles mandó la señal de estabilidad con la postulación de Arturo Herrera al Banco de México, un economista sólido, así como con Rogelio Ramírez de la O, quien lo sustituirá en Hacienda. En ninguno de los cargos quedó un economista con carga ideológica o radical.

EL CONSEJO MEXICANO DE NEGOCIOS EN PLENO

Ayer, el Presidente reactivó las reuniones con los grandes empresarios del Consejo Mexicano de Negocios, presidido por Antonio del Valle, hasta se reunió con Claudio X. González, (Kimberly Clark).

La reunión con los grandes empresarios no fue en Palacio Nacional. Fue en el Museo Kaluz, en avenida Hidalgo. El encuentro fue temprano, al filo de las 11 de la mañana. Asistieron, entre otros, Carlos Slim Domit (América Móvil); Emilio Azcárraga (Televisa); Daniel Servitje (Bimbo); Alejandro Ramírez (Cinépolis); Valentín Diez Morodo (Comce); Agustín Coppel (Grupo Coppel); Blanca Treviño (Softek); Laura Diez Barroso (presidenta de Santander México); Antonio Torrado (Alsea); Tomás Sada (Cydsa); Rogelio Zambrano (Cemex); Joaquín Vargas (MVS) y Juan Gallardo Thurlow (Cultiba).

NO AUMENTARÁ IMPUESTOS Y TEMA ENERGÉTICO

Se tocaron dos temas claves: la reforma fiscal y el del sector energético.

El presidente López Obrador les ofreció que, con la reforma fiscal, no aumentarían los impuestos: “No van a aumentar los impuestos, quedó muy claro, no van a aumentar los impuestos y no vamos a llevar a cabo ninguna acción que afecte al sector privado, al contrario, estamos poniéndonos de acuerdo para trabajar juntos”.

El Presidente, como fue a los inicios de su administración, recordó a los empresarios que la inversión pública requiere de la inversión privada.

Fue Antonio del Valle quien puso la cifra: la inversión total, público-privada, es apenas del 18% del PIB, y necesitamos elevarla a 25% del PIB para seguir creciendo a tasas del 5% anual.

Y ahí es donde se tocó el otro tema, el energético, en donde Del Valle y otros empresarios expusieron que también les preocupa Pemex y la CFE; hay que apoyarlos, pero sin perjuicio de terceros.

El Presidente quiere crecer más, y por fin comienza a mandar señales correctas a la inversión privada. Les habló de aprovechar el T-MEC y prometió estabilidad. Aseguró que la reforma fiscal no afectará a la inversión privada, pues no habrá aumento de impuestos. Y hasta se tocó el tema tabú del sector energético.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 11 de junio de 2021. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password