Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

López Obrador mejora señales con Herrera y Ramírez de la O; no quiere crisis sexenal

A la una de la tarde, el presidente López Obrador dio la noticia bomba para los mercados: ya tenía relevo para el Banco de México.

No esperó a que cerraran los mercados. Sabía que sus cambios tenían reconocimiento entre inversionistas. Representa la primera señal, después de mucho tiempo, que es bien vista por los inversionistas.

HERRERA, COMO CARSTENS Y ORTIZ

Como gobernador del Banco de México se propone a Arturo Herrera, quien es secretario de Hacienda. No sería la primera vez que un secretario de Hacienda se va al Banco de México. Sucedió con Guillermo Ortiz, con Ernesto Zedillo. Y pasó con Agustín Carstens, con Felipe Calderón.

Herrera como banquero central deberá saber manejar su distancia con el presidente López Obrador, y sostener la autonomía de Banxico.

Arturo Herrera tendrá que saberle decir que no al Presidente. En política monetaria, si debe elevar las tasas de interés para mantener a resguardo la inflación, deberá hacerlo. Y si tiene que decirle al Presidente que no hay remanente que entregar, deberá hacerlo.

Herrera es una buena carta para los mercados. Está comprometido con las finanzas públicas sanas. Y cuando la iniciativa de aceptar dólares en efectivo amenazaba la autonomía de Banxico, Herrera defendió al banco central y propuso otras medidas para atender a familias de migrantes que recibían remesas.

RAMÍREZ DE LA O, CON LÓPEZ OBRADOR DESDE 2006

Rogelio Ramírez de la O será el nuevo secretario de Hacienda. Es un economista conocido por los mercados. Se lleva bien con el Grupo Monterrey, y ha sido consejero de Grupo Modelo, o ABN-AMOR. Es economista de la UNAM y de Cambridge. Su firma de asesoría financiera es Ecanal (Economic Analysis for Company Planning).

Y desde el 2006 es cercano a López Obrador.

Si López Obrador en el 2006 hubiera ganado la Presidencia, Ramírez de la O hubiera sido su secretario de Hacienda.

Igual sucedió en el 2012, donde al final fue el secretario de Hacienda de esa suerte de gabinete sombra, el “gabinete legítimo”.

Es un economista comprometido con las finanzas sanas, pero que conoce de crecimiento.

Sus retos son claros. En primer lugar sacar adelante el Presupuesto 2022, que viene austero, con el sello de la 4T.

En segundo lugar, sacar adelante la reforma fiscal que ya tiene trabajada Arturo Herrera y Gabriel Yorio, y no será tarea sencilla.

Y en tercer lugar ver el galimatías de pagar las crecientes pensiones, que presionan las finanzas públicas.

LÓPEZ OBRADOR, SUS FICHAS PARA FIN DE SEXENIO

López Obrador empieza a mover sus cartas para la segunda mitad de su sexenio. No quiere una crisis financiera. Las mueve con cuidado. Y tanto Herrera como Ramírez de la O son economistas comprometidos con finanzas sanas. Sabrán mantener la pinza entre política fiscal y monetaria, para no endeudarse y no caer en crisis sexenal, que sería fatal para todos.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 10 de junio de 2021. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password