Cinque Terre

Alejandra Escobar

[email protected]

Editora de etcétera

A López Obrador no le interesan los empresarios, incluso los aplasta

Hay signos claros, y no sólo eso, hay decisiones tajantes que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha tomado en contra el sector empresarial en México, incluso antes de que tomara posesión como Presidente de la República el 1 de diciembre de 2018.

Con la cancelación del aeropuerto de Texcoco, a los empresarios debió quedarles claro que en este gobierno no hay democracia sino la mano dictatorial de un sólo hombre, que sirve en la mesa tamales de chipilín para presionar o lanza consultas populares para frenar proyectos de inversión millonaria.

Por eso los empresarios no deberían de estar sorprendidos por los resultados de la nueva consulta ilegal celebrada este fin de semana en Baja California, ni que a López Obrador le importe poco tirar a la basura otra inversión millonaria. Si los necesita, los usa, si le estorban para mantener popularidad, les escupe.

¿Otro ejemplo? Ahí tienen su declaración de esta mañana de no apoyar a la Iniciativa Privada ante la emergencia sanitaria por el coronavirus, aunque a través de las empresas subsistan miles de mexicanos. Al presidente le importa una sola cosa: él. Las decisiones han sido tajantes, quien no las quiera ver es por su propia necedad.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password