Cinque Terre

Julián Andrade

Escritor y periodista.

Legislar para uno

Los actuales diputados podrán buscar la reelección sin separarse de su cargo. Tendrán una ventaja sobre otros contendientes, pero eso en todo caso, se tendrá que analizar en futuro e inclusive puede ser motivo de litigio en los tribunales.

La reelección estaba ya contemplada desde la reforma del Artículo 59 de la Constitución en 2014, pero las legislaturas pasadas fueron omisas y no realizaron el trabajo de establecer las reglas que tenían que estar listas antes del inicio de proceso electoral que culminará en 2021.

Marco Zavala, quien sabe mucho de estos asuntos, propuso, en un articulo en El Universal, publicado el 4 de marzo, que fuera el INE el encargado de ocuparse de las modalidades que hicieran posible la reelección de los legisladores, sin que tuvieran que aprobar reglas que les favorecerían de modo directo.

Zavala señala que “la inacción legislativa durante seis años ha colocado a quienes actualmente integran alguna de las Cámaras del Congreso en una posición singular: hacerse una ley a su medida, porque serían precisamente ellos los que se beneficiarían o resentirían de los efectos de las reglas. Se trata de un evidente caso de conflicto de interés”.

Por ello, escribía Zavala, “la emisión de lineamientos en la materia, por parte del INE, en el contexto actual, puede ser una solución plausible.”

Era una sugerencia demasiado fina y las cosas terminaron por hacerse mal.

Morena y sus partidos satélites, el PT, PES y PVEM aprobaron, este miércoles, una reglamentación a modo, sin estar inscrita en el orden del día, sin dictamen de comisiones y con la mayoría de la oposición ausente, con la excepción de Movimiento Ciudadano que votó en contra.

La nociva mayoría con la que cuentan los de Morena, y donde no hay discusión alguna, provoca entuertos legales que complicarán las contiendas, y que por lo pronto borran de un plumazo la equidad, por no exigir que quienes aspiren a repetir en el cargo lo hagan solicitando la licencia respectiva.

Hay quienes sostienen que esta medida ayudará a la continuidad parlamentaria, para no tener que llamar a los suplentes, como se hace en otros países, pero en los hechos distorsionará la competencia, y hará más compleja la vigilancia sobre la utilización indebida de recursos públicos.

Lo aprobado favorece el traslado de legisladores de un partido a otro, sin que existan sanción política alguna, lo que sin duda profundizará que se traicione a los votantes.

Pero no todo está perdido, y la ciudadanía tiene el poder de no votar por ellos, y de analizar con cuidado los perfiles de los futuros integrantes de las Cámaras.

Solo mejorará el Poder Legislativo, en la medida de que medida de control más efectiva sea la de aprobarlos o desaprobarlos, en las urnas.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password