Cinque Terre

Arouet

Que #LadyCocaCola, Dios y la Cartilla Moral de López Obrador me perdonen pero me gusta…

1. Café Tacvba (“No me hubieras dejado esta noche”)

2. Las cantinas de baja estofa con mujeres que cobran por bailar, me dicen “manito” y que bailo retebien

3. Atrapar moscas como hacía de niño en el Callejón de la Amargura (pero ya perdí mucha destreza)

4. Alburear (no es por dárselos a desear pero soy bueno, el chico temido de la Narvarte).

5. Decir a mis amigos: “Te lo dije pendejo” y a quienes no son mis amigos “Te lo dije”. Y en el ámbito público lo complemento con un “Todos nos equivocamos”

6. Tortas de tamal verde (con la salsa escurrida entre los dedos y quitármela con la boca)

7. Los tacos de canasta de chicharrón prensado (eso y los tacos de sesos o tuétano son comida de dioses)

8. Hacer enojar a quienes convierten en santo a la persona que acaba de morir. (Sus poses me divierten, más aún cuando se ponen a llorar a alguien que murió hace años pero que en las redes se vuelve a poner de moda su fallecimiento)

9. Exhibir la doble moral de quienes se sienten por arriba de los demás (hacen algo de lo peor en los seres humanos que es mentirse a sí mismos)

10. Ver a David Páramo responder a usuarios de Twitter que lo insultan (se les arruga todito el asterisco)

11. La Coca-Cola sin azúcar (después de unos tacos de buche)

12. Las películas de Vicente Fernández (sus interpretaciones de música de los Panchos hacen que me de sed de la “malicna”)

13. Silvio Rodríguez (y hasta canto a dúo con mi teléfono en la bañera)

14. Pikachú (la rola inicial, la clásica, me prende más que una rola de Julieta Venegas)

15. Mundet roja con tacos de tripa (y raspar con la lengua el cebo pegado al paladar)

16. El hentai (todo está dicho)

17. Tatuarme (me encanta retar la discriminación esté donde sea)

18. Trolear a pilguanejos como Gibrán. (Hace poco me reí en serio el enterarme de que quiso ser bailarín de ballet, él mismo lo dijo en una entrevista y, no sé, es como imaginar a Dumbo queriendo ser patinador artístico o algo así o a mí como doble de Brad Pitt)

19. El bonito poema del escritor Rigo Tovar: “Tuvimos un sirenito…” (y cantarla al oído de la afortunada)

20. Ver la fogosidad de un viejo (o una vieja) de más de 70 años (así, ya entregarse sin complejos además de tener presente que se trata de los últimos palos que nos quedan en la vida)

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password