Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

La renuncia de García Alcocer y las señales

Cualquiera que conozca a Guillermo García Alcocer se da cuenta de inmediato de dos cuestiones. Una, que es buen funcionario: con conocimientos técnicos, apasionado de su trabajo, que cree en la apertura de mercados energéticos y, como tal, impuso reglamentaciones y tarifas a Pemex y CFE, las cuales lo llevaron a tener, de vez en vez, una relación tensa con los directores de esas empresas energéticas. Y la segunda cuestión es que es un economista con quien se puede dialogar, consensuar, pero estuvo convencido en la Reforma Energética constitucional, transexenal, que le daba autonomía a la Comisión Reguladora de Energía.

CAMBIA EL MODELO ENERGÉTICO

Y el modelo energético ya cambió, o el gobierno lopezobradorista lo quiere hacer cambiar. Al gobierno actual no le convence la CRE como órgano autónomo que regule a Pemex y CFE. El gobierno considera que Pemex y la CFE deben ser todavía más fuertes, es decir, regresar un poco (o un mucho) al modelo de monopolio de Estado. Y ahí la CRE, transexenal, autónoma, que regulaba a Pemex y CFE, ya no cabía.

LA AUDIENCIA CON LÓPEZ OBRADOR

García Alcocer toma la decisión de irse de la CRE después de haber logrado sacar todos los permisos pendientes que tenían. Pero, sobre todo, dándose cuenta de que regresa el modelo anterior, el de regresar a Pemex y CFE a ser grandes empresas, en detrimento de las empresas privadas que estaban entrando al sector petrolero y eléctrico. Cuando vino la andanada pública contra García Alcocer, él terminó pidiendo audiencia con el Presidente. López Obrador se tomó el tiempo suficiente para escucharlo, atenderlo, y ver de quién se trataba. Ambos estuvieron más tranquilos. Uno vio que el Presidente no traía nada personal en su contra. El otro, que el comisionado, era eso, un comisionado que se había tomado en serio su papel. La cita entre ambos fue en Palacio Nacional, solos, sin Rocío Nahle ni nadie del staff de Presidencia. Duró más de una hora.

CRE SERÁ OTRA CRE

De ahí, García Alcocer salió más tranquilo. Esperó a ver las nuevas ternas a la CRE, que, como ya vimos, fueron muy llamativas para su aprobación en el Senado. Y pidió sacar adelante más de 500 permisos pendientes. Una vez que el nuevo pleno de la CRE sacó dichos temas, García Alcocer decide irse tranquilo, eso sí diciendo, sin jactarse ni esperar respuesta, que los puntos de vista mayoritarios de la CRE ya son distintos a lo que considera correcto para abrir mercados. Una lástima que un buen funcionario deje las filas del sector público, que era su vocación.

BAILLÈRES, CON AMLO FRENTE A TRUMP

Que Alberto Baillères tuviera diferencias con López Obrador no le impide a ayudar a la cohesión de empresarios frente a uno de los principales desafíos que tiene la economía mexicana, las tarifas de Trump.

La carta enviada por el presidente de Grupo Bal (Peñoles, Palacio de Hierro, GNP), al presidente López Obrador sí habla de que los empresarios, frente a un riesgo sistémico, como lo son las tarifas de Trump, se sumen a la postura del presidente López Obrador, quien, en este caso, ha sido prudente y sin fomentar una guerra comercial busca cabildear para evitar la sanción en contra de nuestro país.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 4 de junio de 2019, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password