Cinque Terre

Angélica Recillas

Licenciada en Comunicación.

La prensa militante, infamias y falta de autocrítica

Historias como las siguientes, lastiman seriamente al periodismo y evidencian la falta de rigor y autocrítica, doble moral, e incluso dolo con que se conducen algunos medios y periodistas:

1.- El 3 de octubre, Carmen Aristegui acusa una campaña “pagada” en su contra por un video titulado “Los medios mienten: “Frida Sofía, el reality show”, que se puso a circular en YouTube, en el cual se recoge un extracto de la cobertura que su espacio hizo el 20 de septiembre sobre la búsqueda de una niña llamada Frida Sofía en el Colegio Rébsamen.  En el material también se incluyen fragmentos de las transmisiones de Televisa y Milenio Televisión, pero Aristegui omite ese detalle y se coloca a sí misma como víctima de un complot, cuya autoría nunca esclarece.

Eso sí, ella se “cuelga la medalla” de “desenmascarar” la mentira de Frida Sofía gracias a unos testimonios que califica como “demoledores”. No dice que éstos fueron recabados el día 21, cuando la Marina había admitido la confusión creada entre la prensa. Aristegui sigue sin reconocer su yerro y prefiere escudarse en las teorías conspiracionistas, que generan emociones más intensas entre sus audiencias que la aceptación de un error.

2.- También el 3 de octubre, la revista de espectáculos TV Notas divulga un audio en el que se inmiscuye en la intimidad del actor Luis Gerardo Méndez. El asunto es replicado por medios como El Universal, Noticieros Televisa, SDP Noticias, El Sol de México, entre otros. Como suele ocurrir en estos casos, en las redes sociales las opiniones se dividieron entre quienes hicieron escarnio del histrión y quienes defendieron su derecho a la privacidad. Dentro de la prensa militante, incluso apareció el sospechosismo de una presunta “venganza oficial” contra Méndez quien criticó al gobierno federal en Twitter por solicitar ayuda para los damnificados del sismo. Si, esa misma prensa que guardó silencio en 2011, cuando TV Notas se entrometió en la vida privada de Carlos Loret de Mola y el periódico Reforma le hizo segunda. Pero claro, Méndez es de “los buenos” y Loret, de “los malos”.

 3.- El 4 de octubre, el periodista Leonardo Curzio anuncia que deja el informativo matutino Enfoque, porque los concesionarios de Núcleo Radio Mil le piden despedir a dos de sus colaboradores, Ricardo Raphael y María Amparo Casar, a lo cual se niega y opta por renunciar. En la última transmisión del programa que condujo durante 18 años, así como en diversas entrevistas a medios, el también académico no oculta su contrariedad por lo sucedido, pero evita presentarse como víctima de censura y en ningún momento señala a algún culpable. Ricardo Raphael, uno de los implicados en este caso, sugiere en su columna de El Universal que su última colaboración para el programa, donde se abordó el tema del financiamiento de los partidos políticos, pudo haber sido la razón, pero tampoco lo afirma en forma categórica.

Fueron colegas de otros espacios quienes se encargaron de asegurar que lo ocurrido con Curzio fue un acto de censura desde el poder. Carmen Aristegui, al entrevistar al exconductor de Enfoque, equipara este caso con su despido de MVS y no deja pasar la ocasión para hacer un nuevo recuento de su propia historia y enarbolar el discurso de la regresión autoritaria. También Proceso hace una cobertura inusual de este caso a través de Jenaro Villamil, donde tiene más realce la retórica antigobierno, que un interés real por el espacio periodístico perdido.

Pero resulta que mientras Villamil busca presentar a Curzio como víctima del poder, su compañero Fabrizio Mejía le cuestiona en Twitter que haya renunciado por defender a María Amparo Casar, a quien califica como una promotora de una marcha a favor de Peña Nieto. Así, la hipocresía de la prensa militante. Y por su parte, la oficialista compra sin chistar la predecible reacción de Edilberto Huesca, presidente de Núcleo Radio Mil, quien argumentó razones mercantiles para justificar su decisión de pedir a Curzio el despido de parte de su equipo.

5.- Enrique Krauze fue motivo de señales encontradas dentro del staff de Proceso. En su número correspondiente al 1 de octubre, Jenaro Villamil le hace una extensa entrevista en donde el historiador destaca el papel de los jóvenes en las labores de rescate del terremoto del 19 de septiembre y apunta que en ellos está la esperanza de un renacimiento de México. En contraste, el colaborador del semanario John Ackerman, en un tuit el 5 de octubre, califica a Krauze como “el contratista intelectual preferido de Peña Nieto” y Fabrizio Mejía retuitea el 6 de octubre una nota del Uno más uno, donde se acusa al historiador de recibir contratos irregulares del gobierno federal. El contenido y sustento de la nota es tan pobre desde el punto de vista deontológico que la duda es inevitable: ¿Desde cuándo el Uno más uno, un diario sumido en el descrédito, reivindicó su imagen ante la intelectualidad de la izquierda?

6.- El portal Sin Embargo publica el 7 de octubre la siguiente especie: “Una página en Facebook promueve la independencia de estados norteños de México; obtiene miles de likes”. En la nota respectiva se indica que en dicho perfil de la red social se indica que inspirada en el ejemplo de Cataluña, surgió la propuesta de que Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, Chihuahua, Sonora, Sinaloa, Durango y las dos Baja California se independicen de México, con el argumento de que estos estados concentran el mayor índice de productividad económica en el país.

No dice quiénes lo proponen ni con cuáles bases legales, económicas y políticas, pero eso es lo de menos, se trata de un contenido que generó muchos clics en Facebook y con su reproducción, el portal del “periodismo con rigor” busca exactamente lo mismo: obtener likes y nada más.

7.- La revista Emeequis, citando información de la agencia Quadratin, publica el 8 de octubre una nota titulada “Dos escoltas de Mancera, entre los involucrados en una carambola que dejó cuatro lesionados”, en el cuerpo se describe un incidente de tránsito ocurrido el sábado 7 en la Avenida Escénica, en la zona de Punta Diamante de Acapulco y se menciona que “reportes” dicen que dos de los cuatro vehículos implicados en el accidente son de la escolta del “Lic. Mancera”. Sin consultar más fuentes para verificar la información Emeequis decide lanzar el golpe mediático contra el mandatario capitalino.

Desde el Gobierno de la Ciudad de México se hizo la precisión de que Mancera permaneció en territorio capitalino durante el fin de semana y por ende, su escolta también. Asimismo,  el director de Tránsito de Guerrero, Antonio Piza Vela aclaró que se desconoce a quién escoltaban los vehículos, y agregó que no necesariamente podría tratarse de un político o un funcionario, ya que también se suelen escoltar a empresarios. Quadratin ya citó ambas aclaraciones, aunque sin disculparse; Emeequis ni una ni otra cosa.

8.- Quienes en febrero se le fueron a la yugular a Emilio Álvarez Icaza por anunciar que buscaría ser candidato independiente a la Presidencia, ocho meses después le aplauden por desistir de su objetivo y “no ser parte de una estrategia orquestada desde Los Pinos para dividir el voto opositor” (discurso que suena muy familiar en un sector de la izquierda). Desde luego, hay quienes aún dudan de la congruencia del exombudsman capitalino, como Álvaro Delgado, quien afirmó que su decisión de no ser candidato presidencial obedece a que ya se sumó al Frente para buscar ser aspirante a la Jefatura de Gobierno. De parte de la organización Ahora, le pidieron probar su dicho: Delgado simplemente hizo mutis.

Los medios son actores políticos y como tales, incurren en contradicciones, omisiones, incongruencias y en ocasiones, también le entran a los golpes bajos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password