Joyeria de plata mexicana para cautivar
Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

La peor caída económica

Hoy conoceremos el PIB de la economía mexicana por parte del Inegi durante el segundo trimestre del año, y se espera una caída estrepitosa, como nunca la habíamos tenido, cercana a un 20% durante el segundo trimestre. El significado de este fuerte derrumbe trimestral confirma todos los pronósticos pesimistas para todo el 2020, de una caída de la economía mexicana de doble dígito, donde estaremos teniendo una contracción de más del 10% para todo el año.

El presidente López Obrador va a tener el peor año económico desde la Gran Depresión, donde llegamos a bajar un 14 por ciento.

*

ZEDILLO CAYÓ 6.29%; CALDERÓN, 5.29%

Miguel de la Madrid sufrió el año 1983, después del derrumbe petrolero de López Portillo y la nacionalización bancaria, donde López Portillo iba a defender el peso como un perro. En ese año, 1983, caímos 4.36 por ciento.

Después vino el error de diciembre, bautizado por Carlos Salinas para su sucesor, Ernesto Zedillo. Lo cierto, teníamos deuda externa con problemas (Tesobonos) y un régimen cambiario semifijo (bandas de flotación), y carecíamos de reservas para enfrentar la deuda. El año de 1995 que daría paso al Fobaproa, caímos 6.29 por ciento.

Después tuvimos la crisis global de 2008-2009, iniciada por el quiebre de Lehman Brothers y los créditos hipotecarios no respaldados (crisis subprime), donde todo el planeta sufrió dicha depresión. Le tocó a Felipe Calderón. Y en 2009 caímos 5.29 por ciento.

Pero en las últimas décadas, en la historia moderna del país, no habíamos caído un 10 por ciento. Este año, lamentablemente, tendremos una recesión de esa magnitud.

*

RECUPERARNOS, NADA FÁCIL

Si vamos a caer alrededor de 10% este año, y creceremos apenas un 3% el año que viene. Necesitaremos, por simple aritmética, por lo menos dos años más de otros crecimientos del 2% y 3% anuales, para regresar al tamaño de la economía de 2019.

Varios analistas piden un plan contracíclico. El presidente López Obrador, y su secretario de Hacienda, Arturo Herrera, han respondido que carecemos de márgenes para endeudarnos y contar con un plan contracíclico.

Pero no se quiere un fuerte endeudamiento, sino tiros de precisión. Desde un seguro de desempleo transitorio, hasta apoyar a las pequeñas empresas con su nómina, o un ingreso mínimo vital para todos los desempleados formales e informales. El costo no iría más allá de 1.5% del PIB, siendo un endeudamiento totalmente manejable. Levantarnos de una caída tan estrepitosa, requerirá apoyo del Estado.

*

ESQUIVEL: ES POSIBLE

Por cierto, ayer el subgobernador del Banco de México, Gerardo Esquivel, compartió su artículo Los impactos de la pandemia en México, donde también considera que la caída anual será la más fuerte, de 10.5 por ciento. Y sigue pensando que es posible un plan contracíclico muy enfocado, que no lleve más de 1.5% del PIB, como una renta básica, seguro de desempleo transitorio, apoyo a pymes y a su nómina o apoyo a costos fijos de las pymes. Considera que nos podremos recuperar en dos años. Esperemos.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 30 de julio de 2020, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password