Cinque Terre

Javier Solórzano

La expectativa y el socio

Hace seis años, por estas fechas, el triunfo de Peña Nieto parecía definitivo, sólo faltaban las elecciones para corroborarlo. A pesar de que López Obrador tuvo un avance significativo en la parte final del proceso, el triunfo del hoy Presidente parecía ser sólo cuestión de tiempo.

Las razones que muchos votantes tenían oscilaban entre el hartazgo hacia los gobiernos panistas y una singular cuota de cinismo. Se decía una y otra vez que “los del PRI roban y reparten y que también saben cómo hacerlo”.

Hace seis años López Obrador, con todo y el avance que tuvo al final del proceso, representaba más una oposición, como parte del juego político, que una alternativa de gobierno. Muchos votos en favor del tabasqueño buscaban que Peña Nieto no se fuera por la libre y no ganara con contundencia; se buscaban equilibrios.

Ganó Peña Nieto en medio de las protestas de algunos, pero al final se reconoció su triunfo. La toma de posesión de nuevo fue negociada. Los legisladores han hecho, en un buen número de casos, una especie de búnker al que sólo pueden entrar ellos o con los que se entienden. Ya veremos en diciembre qué es lo que deciden y qué ritual se les ocurre, ya sea si gana ya saben quién o cualquiera de los otros dos candidatos.

Difícilmente no ganará López Obrador. En algún sentido las cosas tienen similitudes con lo que pasó hace seis años. AMLO no ha perdido la ventaja que desde el inicio ha tenido; en lo general la ha incrementado o disminuido muy poco, pero se ha conservado firmemente en el primer lugar.

Con dosis de soberbia, tanto el candidato como sus furibundos seguidores se declaran y asumen ganadores, como si no estuviera de por medio el domingo.

¿Realmente el posible nuevo gobierno sabe cómo hacerle para mitigar, al menos, nuestras grandes diferencias económicas y sociales, o son tan grandes nuestro enojo, hartazgo, pasiones y emociones que le vamos a entregar un cheque en blanco a López Obrador, como en algún sentido lo hicimos hace seis años con Peña Nieto?

¿Realmente López Obrador ha ofrecido pistas precisas de cómo va a enfrentar nuestros grandes problemas, diferencias y confrontaciones internas? ¿No existe el gran riesgo de regresar a un pasado económico y político que ya fue, viendo parte del entorno del tabasqueño?

Lo que hasta ahora ha ofrecido López Obrador son esperanzas y algunos indicios. Se vale vivir de la esperanza porque es lo que ofrecen los políticos para generar expectativas; sin embargo, tarde que temprano se pasa la cuenta.

Andrés Manuel debe estar muy consciente de lo que provoca. Su intransigencia y su hiriente ironía en contra de quienes no piensan como él suele inhibir la libertad, en un país en el que nos ha salido muy caro vivir con ella y en ella.

Provoca una gran inquietud que estas prácticas se hagan extensivas ante el eventual triunfo del tabasqueño. Su gobierno deberá recordar cada día que será para todos y no sólo para un grupo importante de ciudadanos que lo podría llevar al poder.

Son los tiempos de la libertad y la tolerancia, de la reconciliación y la cohesión. Somos diferentes, pero no podemos ahondar nuestras diferencias y menos provocar que un triunfo en las urnas aliente una venganza social.

RESQUCIOS.

EL SOCIO.

Mi llegada a LA RAZÓN fue de tres bandas. Mauricio Farah me pidió en varias ocasiones que conversara con Rubén Cortés, a quien conocía de varios años. Nos vimos y me pidió que me integrara a La Razón. La vehemencia, claridad y términos de obligada libertad en que me ofreció participar en el diario no me hicieron dudar.

Sé muy bien lo que provoca en muchos La Razón. A menudo yo mismo no he estado de acuerdo con la línea editorial del diario, lo que nos llevaba a muy buenas conversaciones con el entrañable Socio. Nunca hablamos de libertad de expresión porque entre nosotros era y es un deber de vida.

Tarde que temprano volveremos a vernos, Socio Querido. Gracias entrañables con dosis de tristeza.


Este artículo fue publicado en La Razón el 27 de junio  de 2018, agradecemos a Javier Solórzano su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password