Cinque Terre

Julián Andrade

Escritor y periodista.

La CNDH sí se ocupó de los hechos graves

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha insistido en que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) “no tiene calidad moral” para advertir de los riesgos de cancelar los presupuestos para las estancias infantiles, porque no hizo nada en el pasado sobre hechos graves como los de los estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal de Ayotzinapa, la Guardería ABC o los episodios de violencia graves a lo largo y ancho del país.

Es injusto con la CNDH y además, las cosas no son así. Inclusive si se consulta la página electrónica de la Comisión, se puede constatar de modo sencillo, las múltiples recomendación que se han hecho sobre temas de interés y violaciones graves.

En 2009 se emitió la Recomendación 49 sobre los lamentables hechos en la Guardería ABC y se señaló como autoridades responsables a servidores públicos del IMSS y del gobierno de Sonora y del municipio de Hermosillo.

EL 10 de noviembre de 2017, el Ombudsman, Luis Raúl González Pérez, señaló hechos graves sobre los sucesos de Iguala, en Guerrero, cuando desaparecieron los 43 normalistas, y sus recomendaciones fueron para la Procuraduría General de la República y la Comisión Nacional de Seguridad. A ello hay que añadir la Recomendación General de 2018, en la que se hizo una ardua investigación sobre al respecto y se señalaron faltas y omisiones de en las averiguaciones.

Foto: EFE

En la Recomendación 80/ 2013 se detallan hachos inquietantes respecto a las investigaciones sobre los migrantes asesinados en San Fernando, Tamaulipas.

Están también las advertencias sobre desapariciones forzadas en Sabinas Hidalgo, en Nuevo León y en Matamoros, Tamaulipas.

Caso especial merecen los esfuerzos sobre la Guerra Sucia, de los años setenta, donde se documentan muchas de las fechorías cometidas, desde el poder del estado, contra guerrilleros, estudiantes, luchadores sociales y disidentes.

En fin, la CNDH siempre ha estado vigilante y cumpliendo con sus obligaciones constitucionales. Insisto, en la página electrónica institucional (CNDH.org.mx) cualquiera lo puede constatar.

Es más, si se observa con cuidado, se concluye que la CNDH, a partir de recomendaciones y estudios, tiene una radiografía bastante elaborada sobre lo que ocurrió en el país en los últimos años en materia de violencia. Pero, más importante, tiene propuestas para que corregir errores.

Y es justo por ello que tiene elementos para impugnar cuestiones legales que pueden implicar riesgos en la operación de la Guardia Nacional. A eso responden los alegatos ante la Suprema Corte.

Desde Palacio Nacional erraron en el tiro, porque la CNDH no es un enemigo y más bien funciona como aliada de las buenas prácticas y las políticas públicas racionales y adecuadas.

Es más, los trabajos del Ombudsman se van a requerir para acompañar los esfuerzos en materia de seguridad y para funcionar como un control al desempeño de la propia autoridad.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password