Cinque Terre

Javier Solórzano

La caravana; no todo es como lo pintan

Como suele suceder, el escándalo supera por mucho cualquier proceso de reflexión o construcción. Esto se está viendo con claridad con la caravana migrante.

Todo esfuerzo por tratar de resolver los problemas que enfrenta, se puede venir abajo si, como pasó el martes, un grupo de 18 migrantes cruza hacia EU y resulta que es detenido por la patrulla fronteriza.

Quedarse en lo del martes, para tratar de entender lo que pasa con las caravanas no ayuda. No refleja  el trabajo que ha venido haciendo un amplio grupo de organizaciones sociales, vecinos, el Gobierno federal, y algunos gobiernos estatales y municipales.

No todos han jalado parejo y en algunos casos se han convertido en parte del problema, ya sea por sus reacciones o por sus irresponsables y provocadoras declaraciones.

En Tijuana pasó algo de esto. Entre el singular presidente municipal de la ciudad, algunos ciudadanos con talante y actitud provocadora, y más de algún infiltrado simpatizante de Trump desde San Diego, se fue creando una imagen negativa de los migrantes.

Todo resultó extraño y fue sorpresivo, porque si alguna ciudad sabe en carne propia lo que es la migración y lo que significa desde siempre, es precisamente Tijuana. A lo largo de muchos años ha vivido y visto cómo han ido y venido una infinidad de migrantes.

Un hecho que tiende a pasar de largo es lo que sucede con los migrantes que no logran cruzar la línea. La mayoría de ellos lo intenta una y otra vez, pero en caso de no conseguirlo opta por quedarse, por lo menos un tiempo, en Tijuana.

¿Qué ha hecho históricamente la ciudad? Por encima de cualquier especulación, ser solidaria. La reciente migración haitiana es ejemplo de ello, cuando cerca de 20 mil llegaron a Mexicali y a Tijuana, con el objetivo de pasar a Estados Unidos.

El entonces presidente de la Unión Americana, Barack Obama, ofreció visas de entrada para los haitianos que tuvieran papeles personales en regla. En noviembre de 2016, ante el triunfo de Donald Trump, todo fue cancelado. Un gran número de haitianos terminaron por quedarse en Tijuana, si algo no querían era regresar a su país.

Muchos de ellos ya están integrados a la ciudad. No es extraño ver a muchos de ellos y ellas en las calles, incluso ya hay casos de parejas que se han establecido entre las y los haitianos y las y los tijuanenses.

En el caso de las caravanas nada ha sido sencillo. Ha sido todo una travesía agotadora lo que han recorrido con tal de llegar a EU. El viaje ha sido de suyo complicado no sólo por lo largo y riesgoso, sino también porque entre los migrantes se han colado polleros, delincuentes, y algunos que se asumen como líderes, que tratan de manipular a la caravana a su antojo.

“Seamos realistas y dejemos de ver a la caravana con romanticismo, en su entorno hay muchas personas que se están aprovechando de los migrantes”, nos decía hace algunos días el padre Alejandro Solalinde.

El gobierno mexicano está haciendo bien su tarea, a decir de varios especialistas en materia migratoria. Del caos inicial se ha pasado a un ordenamiento que incluye un censo, tarjetas de estancia y posibilidades reales de conseguir un empleo en el país.

El problema no está resuelto, pero hay un avance significativo. Tampoco creemos que se vaya a resolver en “cinco días”, como dijo la titular de Gobernación.

La absurda exigencia de un grupo de migrantes al gobierno de EU, en el sentido de que les otorguen 5 mil dólares para que se regresen a sus países, es la manifestación de la división interna y el oportunismo.

A nuestro país le corresponde ayudar y ofrecer salidas. Esto va para largo, lo bueno es que se están construyendo bases para solventarlo.

RESQUICIOS.

¿Qué piensa el Presidente de las violentas y ofensivas manifestaciones de ayer, de quienes se dicen sus simpatizantes, contra los ministros de la Corte?


Este artículo fue publicado en La Razón el 14 de diciembre de 2018, agradecemos a Javier Solórzano su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password