Cinque Terre

Alejandra Escobar

[email protected]

Editora de etcétera

Jenaro Villamil no lee, cae en broma de falso Peñabot y hasta lo publica en Proceso

Jenaro Villamil no lee o, al menos, no se cerciora de que sus fuentes sean fidedignas. El sábado 1 de diciembre mientras celebraba la asunción de Andrés Manuel López Obrador y descargaba sus últimas baterías contra Enrique Peña Nieto, cayó en la broma de un falso Peñabot y hasta el día de hoy no se ha disculpado con sus lectores, corregido las publicaciones o asumido su error en su cuenta de Twitter.

Resulta que mientras miles de mexicanos veían la toma de protesta de López Obrador, un tuitero llamado Luis Ramírez (@ramirezmmx) publicó un hilo de tuits donde se hizo pasar por un Peñabot confeso y arrepentido. Más de un seguidor (fanático) del nuevo presidente, incluido el propio Villamil, se mostraron extasiados en la red social por tener entre sus ojos al primer arrepentido.  

“#4TaTranformación. Hasta las cuentas de ‘falsos simpatizantes’ de @EPN se confiesan y piden disculpas”, publicó en su cuenta de Twitter el reportero de Proceso a las 11:03 de la mañana del sábado. El tuit, que citó la supuesta confesión de Ramírez, alcanzó los mil 986 retuits y los dos mil 168 me gusta.

Tal fue la emoción de Villamil que hasta escribió un artículo llamado “Los ‘peñabots’, en desbanda: También tomó el mando en las redes sociales”, que alcanzó a colarse en las páginas 15 y 16 de la edición 2196 del semanario Proceso.

En el artículo, también difundido en su portal villamilinforma.com, señala:

“Cosas inéditas ocurrieron en las redes sociales, como la súbita deserción de ‘Peñabots’ que se confesaron como cuentas pagadas para atacar a López Obrador y a los periodistas o comentaristas que lo apoyan. Luis Ramírez, en su cuenta @ramirezmmx, afirmó desde la mañana que “yo y varias personas trabajamos hasta ayer como peñabots (el término oficial es ‘personal de apoyo en redes sociales’) en este edificio” y mostró una imagen de un edificio de cinco pisos.

‘Pido una sincera disculpa si llegué a ofender a alguno de quienes llamábamos ‘chairos’. Sólo estaba haciendo mi trabajo’, confesó el “Peñabot” que también reveló que el día de las elecciones presidenciales se les exigió votar a favor del PRI y que ‘quedó claro que el 1 de diciembre (hoy) nos quedaríamos sin chamba’”

Todo el hilo, sin embargo, se trataba de una broma. A las 17:37, Ramírez colocó otro mensaje en el hilo que dice: “Pinches chairos menos. 😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂❗”.

Para las 21:35, cuando los mensajes anteriores se habían reproducido como pólvora y vuelto locos a los más encendidos seguidores de Andrés Manuel, Ramírez agregó: “Lo que más pena me da de este hilo es que no me alcanza el tiempo para contestar a todos ni para desengañar a todos los chairos que se lo creyeron. 😂”.

Ya después detalló que ya había hecho una broma similar en el pasado y que, en esta ocasión, un periodista que trabaja con Carmen Aristegui, lo contactó para formalizar una entrevista.

Al final del hilo, Luis Ramírez escribió: “Bueno, ya. Espero que esto les sirva de lección para no creer todo lo que leen en Internet. Buenas noches”.

En la misma red social, otros tuiteros han hecho notar a Jenaro Villamil su equivocación, que también ya circula en la edición más reciente de Proceso, pero hasta el momento de concluir este artículo, no ha aceptado su yerro.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password