Cinque Terre

Rubén Aguilar Valenzuela

[email protected]

Consultor, profesor y articulista y exvocero presidencial

Janez Janša, el populista esloveno

Janez Janša (1958) en tres ocasiones ha sido primer ministro de Eslovenia. De 2004 a 2008, de 2012 a 2013 y la última a partir de marzo de 2020.

En 2013 fue condenado a dos años de prisión por un presunto caso de tráfico de influencias, pero solo cumplió seis meses, para luego ser absuelto por el Tribunal Constitucional.

En 1990, a la desintegración de Yugoslavia y la independencia de su país, es nombrado ministro de Defensa en una época de guerra con tres diversos frentes. Permanece hasta 1994. Su gestión fue exitosa, pero también tuvo cuestionamientos.

Este segundo semestre de 2021 Eslovenia ejerce la presidencia rotativa de la Unión Europea (UE) que recae en Janša. La vicepresidencia en el holandés Frans Timmerman. De entrada, ha habido conflictos entre ellos por posiciones políticas e ideológicas.

El primer ministro esloveno es un populista ultraconservador muy carismático. Sus intervenciones en distintas cumbres europeas apuntan a convertirse en otro vértice del llamado Eje de Visegrado: Hungría, Polonia y la República Checa.

Janez Jansa, primer ministro de Eslovenia, durante una cumbre en Bruselas. (EFE)

Los liderazgos ultraconservadores de esos tres países, ahora de un cuarto, mantienen posiciones intolerantes y discriminatorias contra la comunidad LGTBI. Y también con relación a los migrantes. Descalifican las posiciones progresistas en todos los temas.

En los 16 meses que Janša lleva a la cabeza de Eslovenia la UE le ha reclamado por su abierto hostigamiento a la prensa libre y crítica y también por su falta de respeto al Estado de Derecho. Dos cosas que son comunes a los populistas no importa si son de izquierda o de derecha.
El primer ministro a eurodiputados socialdemócratas de su país los calificó como “comunistas infiltrados”. Y a la crítica sobre esa postura se defiende argumentando que dice la verdad y si eso no gusta es que no se acepta la verdad.

Janša acusa a los medios y a los periodistas libres y críticos de ser de izquierda y los declara sus enemigos. Con sus constantes declaraciones violenta la libertad de expresión y de prensa.

Las organizaciones internacionales de periodistas en diversas ocasiones han denunciado el retroceso en libertad de prensa que el país vive.  A través de las redes sociales ataca de manera sistemática a quienes ejercen el periodismo libre.

Meses atrás en una conferencia de prensa mostró un video de 16 minutos donde expuso los supuestos agravios en su contra de la prensa. En esa ocasión incluyó una lista con nombres de periodistas que han pasado a la vida política.

Cuando se le recordó que él mismo fue periodista y posteriormente pasó a la política, dijo: “En esos tiempos [cuando ejerció], el periodista era algo más. Era diferente”. Como es común en otros populistas lo que ellos hacen está bien, pero en otros lo mismo está mal.

Como otros populistas de izquierda o derecha ha declarado la guerra sin cuartel al sector cultural de su país porque suelen ser mujeres y hombres independientes a los cuales no puede someter.

Janša por el uso intenso del Twitter se ha ganado el apodo del “mariscal Twitto” en referencia al mariscal Tito que creó y encabezó la antigua Yugoslavia.


Twitter: @RubenAguilar

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password